Javi Galán, el alumno aventajado

Javi Galán, en una acción del amistoso ante el Sanluqueño | LOF

En ocasiones pareciera que el nombre es lo más importante. A veces existe la idea de que el reconocimiento anterior significa más que el trabajo. Pero hay otras en las que la teoría del fútbol se desmonta. O están aquéllos que tratan de lograrlo. La prisa no suele ser buena compañera de viaje y quien lo tiene presente sabe de la necesidad de la constancia en el esfuerzo propio. Incluso, cuando acelera el paso en su camino. Es lo que sucede con Javi Galán, un chaval no hace mucho desconocido para el común de los aficionados de Segunda y hoy por hoy uno de los hombres a tener en cuenta en el Córdoba. Porque el extremeño, que hallara su oportunidad con el primer equipo en la pasada campaña, es a estas alturas de pretemporada uno de los futbolistas más destacados del conjunto blanquiverde. Un hecho que le permite consolidarse en la plantilla que dirige Luis Miguel Carrión y a la que da su salto definitivo.

Sin duda, Javier Galán Gil (Badajoz, 1994) es el alumno aventajado de la clase en la que todos buscan la nota para estar un curso por delante. A modo de estudiante con aptitud y actitud, aplicado en su labor, el extremo es el jugador más destacado de la última hornada del segundo cuadro califal. Llegó hace dos veranos, en 2015, con el fin de ayudar al filial a regresar a Segunda B. Su papel fue determinante, como el de otros que aguardan para tomar impulso también. En ese sentido, Esteve Monterde parece seguir su estela. La pasada campaña, con el B en la categoría de bronce, encontró su oportunidad de debutar con el Córdoba en Segunda A. Lo hizo a la llegada de Carrión al banquillo, si bien antes ya había contado para Oltra en el primer duelo de Copa del Rey del conjunto blanquiverde del anterior ejercicio -en Cádiz-. Su progresión tuvo dos fases: una primera en la que se convirtió en titular indiscutible y que terminó de forma abrupta e inesperada y una segunda en la que acabó por convencer.

La conclusión del último campeonato de Segunda A tuvo en su nombre uno de los más señalados en el Córdoba. De manera positiva, por supuesto, ya que el atacante cerró la temporada a un magnífico nivel de forma. Tanto es así que disputó todos los minutos desde la jornada 32 hasta la final. Además vio puerta ante el Rayo (1-2), en Vallecas, en un duelo que sirvió a los blanquiverdes para certificar su permanencia en la categoría de plata. Tras el regreso de las vacaciones, con rango de futbolista del primer equipo ya -después de haberlo tenido de facto meses atrás-, el extremeño no rebajó su estado. Todo lo contrario, pues se convirtió desde el inicio en uno de los jugadores más destacados del cuadro califal. En lo que va de pretemporada es uno de los faros del equipo, con goles -marcó ante el Écija y el Sanluqueño; en ambos casos abrió el marcador-, asistencias y sobre todo mucha presencia en la parcela ofensiva del conjunto cordobesista. También con trabajo a otros niveles.

Etiquetas
Publicado el
5 de agosto de 2017 - 15:31 h
stats