En un hipotético alambre

Manu Leal, con el balón, escucha a Josan González | ÁLEX GALLEGOS

El desconcierto es continuo. Los constantes aplazamientos no hacen más que incentivar la incertidumbre en una Liga Nacional de Fútbol Sala que está siendo golpeada por la tercera ola causada por el Covid-19. Eso sí, la competición no ha estado exenta de positivos en ningún momento, lo que ha ocasionado que la mayor parte de los equipos tengan un importante lastre en cuanto a partidos. De hecho, dicha circunstancia ya ha ocasionado que la Real Federación Española de Fútbol haya emitido un comunicado informando de las condiciones clasificatorias de cara a la Copa de España que se celebrará en marzo, y para la que, si no hay posibilidad de llegar con todos los encuentros de la primera vuelta disputados, el orden de los clubes participantes se esclarecerá del coeficiente obtenido entre los puntos alcanzados y el número de choques disputados.

Pero eso es otra pelea a largo plazo y muy lejana para un Córdoba Patrimonio de la Humanidad que sigue de lleno inmerso en su pugna por la salvación. Sin embargo, no podrá continuar remando hacia ese propósito en el futuro más cercano, después de haber tenido que aplazar su compromiso ante el Jaén Paraíso Interior por diversos positivos en el rival, siendo éste el sexto encuentro que cambia de fecha para los blanquiverdes en lo que va de curso. Con todo, la situación, tras lo superado hasta ahora, es favorable para el conjunta califa, que acumula 16 puntos en 14 choques, aunque la tabla es completamente virtual. A día de hoy, el equipo de Josan ocupa la décimo tercera posición, empatado a puntos con el décimo cuarto (Jaén) y el décimo quinto (Santa Coloma), puesto que marca el play off de descenso. Asimismo, está a dos de la primera teórica plaza de caída directa.

Todo ello a escasas horas del inicio de la décimo séptima jornada de liga, la que cierra la primera vuelta, y en la que, de momento, ya hay tres partidos aplazados de manera oficial. Uno es el mencionado del Córdoba Patrimonio y el Jaén, dos clubes que están peleando por la permanencia, mientras que el resto son los que debían enfrentar a Valdepeñas y O Parrulo, otro adversario directo en la zona baja, y el de Jimbee Cartagena y Real Betis, en este caso con propósitos mucho más ambiciosos por parte de ambos. Aun así, los cordobeses deberán estar pendientes de otros choques, cuyos resultados podrían variar su puesto clasificatorio, que ya se ha dicho que es virtual, por lo que no afecta en lo deportivo, aunque sí que podrá tener peso en lo anímico, por el hecho de verse en la zona roja.

En este sentido, los encuentros más relevantes para los intereses del Córdoba Patrimonio son el Peñíscola-UMA Antequera, con los universitarios buscando darle un giro a su delicada situación, y el Osasuna-Santa Coloma, en este caso con los catalanes pidiendo un salto clasificatorio. Un empate o una victoria de cualquiera de los dos provocaría que los cordobeses perdieran, al menos, un puesto en la tabla. Asimismo, para el próximo martes quedará el duelo entre el Barça y Rivera Navarra, en el que los de Tudela buscarán recortar distancias con la salvación, aunque sin la posibilidad de alcanzar aún a los califas.

Etiquetas
stats