¿Qué fue de los héroes? Los 16 de Cartagena, 20 años después

Once del Córdoba el 30 de junio de 1999 en Cartagonova.

El once sale de carrerilla para quienes lo vivieran. Leiva, Requena, Soria, Juanito, Clavero, Puche, Ramos, Rafa Navarro, Pedro Aguado, Óscar Ventaja y Loreto son quienes compartieran alineación del Córdoba en un día inolvidable. Ellos aparecen para la posteridad en la fotografía de equipo, previa al partido, del 30 de junio de 1999. Ellos surgen en la memoria una y otra vez para los aficionados blanquiverdes con motivo de uno de los momentos más brillantes -si no el más- de la historia reciente de la entidad. A sus nombres se añaden otros como los de Nandi, Lanza o Espejo, que participaran después desde el banquillo. Este domingo se cumplen 20 años de esa imagen y, por ende, del histórico ascenso del cuadro califal a Segunda A después de casi dos décadas. La historia habla de un 1-2 en Cartagena, de un épico regreso al fútbol profesional. Transcurrido el tiempo, ¿qué fue de los héroes de Cartagonova?

Leiva (Córdoba, 15-12-1974): Terminó su trayectoria como futbolista en Los Palacios, en Sevilla, una tierra en la que después continuó su vida. Fue en 2007, tras pasar por el Ceuta y el Alcalá (de Guadaíra) después de cerrar su etapa en el Córdoba. El portero fue uno de los grandes protagonistas del ascenso en Cartagena al salvar al equipo en los minutos finales de partido, en el que, por cierto, ejerció como capitán. Su lugar bajo palos se lo arrebató en la temporada a Avelino Viña, ese día en el banquillo, y lo mantuvo ya en Segunda A.

Requena (La Victoria, 03-02-1979): Sin quererlo, fue uno de los protagonistas de aquel duelo en el Cartagonova. El árbitro del encuentro, Rodado Rodríguez, vio penalti tras una acción en la que ni siquiera hubo contacto. Esa decisión provocó el 1-0 del cuadro departamental. Tenía 20 años y después jugó también en Segunda A, si bien salió del conjunto blanquiverde en 2000. Curiosamente, la campaña 2002-03 la completó en el equipo cartagenero. Fue en Écija donde echó raíces. Tras colgar las botas, se puso al volante: hoy por hoy es conductor de Aucorsa.

Soria (Alcázar de San Juan, 06-11-1975): Pese a contar con 23 años al inicio del curso fue una de las piezas claves del ascenso: titular indiscutible, disputó 39 partidos entre el campeonato regular y la Liguilla. Su llanto sobre el verde fue quizá el mayor una vez terminado el duelo en Cartagena. Llegó a El Arcángel en la 1997-98 y salió en 2002, en Segunda A. Después pasó por clubes como Getafe, Pontevedra, Huesca o Conquense, donde se retiró en 2009. La vida continuó para él, en materia profesional, lejos de los terrenos de juego.

Juanito (Córdoba, 18-08-1972): Llegó a ser denominado Gran Capitán. Se lo ganó a pulso, con el paso de los años, tras su cesión al Estepona, con el que llegó a medirse al Córdoba en El Arcángel. Fue el Puyol de los blanquiverdes, ya que su carrera como futbolista la ligó casi únicamente al club en que creció. De hecho, es el primero y único que desde 1970 sumó más de 300 duelos oficiales con el cuadro califal -completa una lista con tres leyendas: Navarro, Juanín y Simonet-. Vistió la camiseta de la UCO antes de ser concejal por el PSOE y después ejercer la abogacía: es licenciado en Derecho. [Entrevista N&B, 06-09-2015].

Clavero (Córdoba, 10-01-1977): Tenía 22 años cuando festejó en Cartagena y sin embargo fue un jugador clave. Ya avisaba de su potencial con 18, cuando debutó con el primer equipo en Copa ante el Mérida, su destino en 1999. Su trayectoria sobre el verde fue quizá la más destacada con posterioridad: actuó en Segunda y Primera con Murcia, Osasuna o Tenerife. Con los navarros jugó en UEFA -hoy Europa League- y disputó una final de Copa, que ganó el Betis. Colgó las botas en Lucena y llegó a ser segundo técnico del Córdoba en la 2016-17. Sigue ligado al fútbol con la Escuela AFE en la ciudad.

Puche (Yecla, 13-03-1968): Sólo jugó 14 partidos en la 1998-99 entre Liga y Liguilla, pero fue por una lesión. El mediocentro fue pieza clave en el Córdoba entre 1996, año en que llegó, y 2000, cuando se marchó. Llegó del Xerez tras debutar en Segunda A con el Elche en la temporada 1988-89 y cerró su carrera en el Novelda. Tras colgar las botas dirigió a los conjuntos juveniles del Xerez y el Balón de Cádiz. En 2013 retornó a El Arcángel para entrenar al B, pero fue destituido y pasó a comandar la cantera de la entidad califal durante un tiempo. Ninguna pista hay sobre él desde su adiós.

Ramos (La Puebla del Río, 04-11-1974): Fue, sin duda, el gran héroe del ascenso en Cartagena. No en vano, marcó el gol -un golazo- que selló el pasaporte a Segunda A. Con una calidad notable, con apenas 24 años se convirtió en fijo en el equipo y en una leyenda viva para afición. Prieto, con el Sevilla en un triangular, le provocó una grave lesión un tiempo después y frenó su progresión. Tras militar en diversos equipos, el hispalense se despidió de los terrenos de juego en Jumilla en 2011. Como muchos de sus compañeros, no siguió su vida en relación con el fútbol.

Rafa Navarro (Córdoba, 10-01-1972): Formado en la cantera del Córdoba, regresó a la entidad tras un periplo que le llevó a Jaén, Gijón, Villarreal y Huelva. Con el Sporting dio el salto, sin fortuna, a Primera. Generó la falta que acabó con el primer gol de los blanquiverdes en el Cartagonova -tras saque en corto también por su parte-. Abandonó el club en 2003 y el fútbol en 2007 en el Iliturgi de Andújar. Una vez colgadas las botas optó por los banquillos. Logró como técnico un histórico ascenso del Espeleño a Tercera. El destino quiso que el cuadro califal volviera a Segunda B con él como entrenador. [Entrevista N&B, 29-05-2016].

Óscar Ventaja (Barcelona, 24-01-1977): Aunque nació en Barcelona, es cordobés de corazón. Si Ramos derribó la puerta en Cartagena, él la dejó a medio caer con el 1-1: otro golazo. Tenía 22 años y ya pedía paso. Su sustitución en un partido una temporada después, ya en Segunda A, generó una gran pitada al entrenador, Escalante, en El Arcángel. El atacante pasó por clubes como el Logroñés, el Linares -los dos originales, Club Deportivo- o el Lucena. Tras abandonar los campos, el centrocampista pasó a un segundo plano en materia deportiva. Sigue ligado al fútbol en edades formativas.

Pedro Aguado (Madrid, 12-05-1972): Con 21 años debutó en Primera con el Rayo, un club al que siguió ligado tras su retirada. Recaló en el Córdoba la campaña 1997-98 y se marchó de El Arcángel tras la 1999-2000, ya en Segunda A. Su etapa como jugador blanquiverde la cerró con más de 30 partidos por temporada, por lo que fue un hombre con peso en el vestuario. Después militó en clubes como el Compostela, aún en la categoría de plata, el Burgos o el Alcorcón. En la actualidad mantiene un perfil discreto, como sucede con la mayoría de sus compañeros en Cartagena.

Loreto (Sevilla, 10-02-1971): El delantero se convirtió a golpe de goles en uno de los grandes ídolos recientes de la afición del Córdoba, en el que militó ya en la 1993-94 cedido por el Betis. “Nosotros te queremos, Loreto quédate”, le cantó la hinchada en Las Tendillas un día después de la hazaña en Cartagena y con él roto en llanto. Había firmado con el Cádiz. El curso 1998-99, su tercero consecutivo como blanquiverde, lo cerró con 17 dianas entre campeonato regular y Liguilla. Hoy día es entrenador y la pasada campaña la despidió como segundo de Víctor Fernández en el Real Zaragoza.

Espejo (Córdoba, 27-04-1972): Como Juanito, él también pasó por el Estepona. Era en ese momento muy joven -tenía 21 años-. Su salto al estrellato en el Córdoba no se dio precisamente hasta la 1998-99, tras jugar en el Vélez, el Écija y el Recreativo. Hizo 17 goles, entre Liga y Liguilla, y no fue titular en Cartagena por una confusión con una tarjeta amarilla -Competición debía retirarle una para evitar sanción-. Saltó al campo tras el descanso. Dijo adiós al club en 2001 y después de olvidarse de una grave lesión en la 1999-2000. En la actualidad es trabajador de Sadeco y se mantiene relacionado con el fútbol en edades formativas. [Entrevista N&B, 29-06-2014].

Lanza (Córdoba, 10-08-1978): Su crecimiento fue fulgurante. Con 18 años ya jugó 16 partidos de Liga con el Córdoba en la temporada 1996-97, tras la cual fue cedido al Valladolid B. En la campaña del ascenso disputó 42 duelos oficiales. Había superado las dos décadas de edad y ya destacaba. Al igual que otros, debido a la situación del club -asfixiado económicamente- firmó con otro club antes del ascenso en el Cartagonova. Él fichó por el Levante, en Segunda A. Su larga carrera terminó tras ser parte del mejor Lucena de todos los tiempos.

Nandi (Sevilla, 23-10-1975): El suyo fue el último cambio, ya casi en el añadido, que realizó Pepe Escalante, el entrenador, en Cartagena. Tuvo así la ocasión de celebrar el ascenso desde dentro. Llegó al Córdoba en la temporada 1997-98 y fue uno de los que dijo adiós tras el histórico retorno a Segunda A. Si bien tuvo un peso específico en el vestuario, perdió terreno ante Juanito y Soria en el eje central de la defensa. Tras su salida de El Arcángel completó una extensa trayectoria como futbolista en entidades como el Granada, el Jaén o, finalmente, el Alcalá (de Guadaíra).

Viña (Montevideo -Uruguay-, 12-04-1963): Fue el cancerbero titular -indiscutible- del Córdoba desde 1994, cuando firmó con el club y a excepción de una temporada más irregular en la 1996-97. Leiva le arrebató la titularidad en medio del difícil camino a Segunda A, pero su figura permaneció como esencial: hacía vestuario. Tras el salto de categoría salió rumbo a Almería -para jugar en el extinto Polideportivo-. Una campaña después recaló en un Murcia en el que, en la división de plata, colgó los guantes en 2002. Desde 2006 ejerce como entrenador de porteros con los granas.

Quero (Fuengirola, 12-08-1972): Firmó con el Córdoba mediado el curso 1994-95 y con el paso de los años se convirtió en un futbolista carismático en El Arcángel. Vivió el ascenso en el Cartagonova desde el banquillo tras una temporada en la que disputó más de 30 partidos. Abandonó el cuadro califal, al que de alguna forma siempre se mantuvo ligado -como a la ciudad-, en 2000. Con el Villanueva se midió a los blanquiverdes en la 2005-06. Ahora es entrenador y como tal selló el retorno del Pozoblanco a Tercera la pasada campaña. La próxima va a dirigir al Espeleño.

Etiquetas
stats