Una goleada como colchón anímico

.

En el fútbol, como en cualquier otro deporte, no hay nada mejor que una victoria. Y si es con buenas sensaciones y un buen puñado de goles, pues mucho más satisfactorio, tanto para los jugadores como para el aficionado. Un soplo de aire fresco en medio de unos tiempos revueltos. Esa es la grata recompensa que ha recibido el Córdoba en la jornada matinal de este sábado, en la que se ha medido al Córdoba B en su segundo encuentro amistoso de la pretemporada. Lo cierto es que la buena nueva solo ha llegado para los protagonistas sobre el césped, pues la afición no ha podido disfrutar del duelo a causa del Covid-19. Aún así, no cabe duda que el avance resulta positivo.

En efecto, el plantel de Juan Sabas debe conformarse con dichos encuentros ante la imposibilidad de jugar contra otros clubes por la falta de un protocolo sanitario aprobado por el Ministerio de Sanidad. Y, pese a que no sea más que un entrenamiento con doble dosis de intensidad, lo cierto es que viene a reflejar que el ritmo competitivo va subiendo entre la plantilla blanquiverde. De hecho, la primera puesta en escena entre ambos se saldó con un 2-0 por parte de los mayores, mientras que en este caso la efectividad ha sido más contiende. Así, el Córdoba endosó nada menos que siete dianas a la escuadra adiestrada por German Crespo.

Una dosis extra de oxígeno en unas semanas de incertidumbre, en las que no solo está afectando la pandemia, sino también la propia situación institucional de la entidad. Es por ello que todo el entorno cordobesista anhela poder hablar exclusivamente de fútbol, y para poder alcanzar eso, nada mejor que emprender el camino con un triunfo cargado de moral.

Etiquetas
stats