Manuel Fernández: “Ojalá sea el principio de muchos sueños”

Manuel Fernández, en un partido en Pozoblanco.

Pleno de satisfacción. O más bien, henchido de felicidad. Aunque lo uno puede ser, y lo es en este caso, complementario de lo otro. En cualquier caso, cierra la primera fase del campeonato con absoluta alegría. Lo hace igual que el resto de componentes de la plantilla -y ahí están incluidos sus compañeros de cuerpo técnico- y del club. Resulta lógico pues el Pozoalbense encara el tramo competitivo por el ascenso desde la Liga Reto Iberdrola como campeón del Grupo Sur A. Y después de superar en su campo al gran favorito del mismo, el Granada. Un broche perfecto éste a la temporada por ahora del conjunto blanquillo, que de entrada asegura su permanencia en segunda división. De ahí que su entrenador, Manuel Fernández estuviera el domingo satisfecho y feliz, en efecto, a partes iguales.

El técnico explicó lo que supuso la victoria en tierras nazaríes y la consecución de la primera plaza de subgrupo después del encuentro. Dedicó halagos a sus jugadoras, agradecimientos a la entidad y también deseos de alcanzar cotas más altas todavía. Todo ello, sin olvidar la importancia que tiene el éxito logrado hasta el momento. “Ojalá sea el principio de muchos sueños”, concluyó Manuel Fernández su intervención, que difundió el Pozoalbense a través de redes sociales. El preparador blanquillo arrancó con una idea quizá confusa en la forma pero clara en el fondo. “A aquellas personas que muchas veces dicen: sí, es complicado, no se puede. Hay gente que nace con menos diez y gente que nace con más cinco”, indicó. Hacía referencia a la diferencia de mentalidades a la hora de afrontar los retos.

Acerca de esta perspectiva, muy positiva por parte del conjunto de Los Pedroches, el entrenador destacó que “el Pozoalbense ha creído en este proyecto, en esta ilusión, pero a base de trabajo, insistencia, generosidad y disciplina”. “Por muy alta que sea la montaña, cualquiera puede llegar a la cima”, añadió para realzar los méritos hechos por su equipo. “Yo estoy muy orgulloso de mis jugadoras y siento una emoción que no sé cómo explicar”, prosiguió antes de entrar de lleno en alabanzas y agradecimientos. “Por supuesto, agradecer al cuerpo técnico que tengo el gusto de liderar, a la directiva. Pero insisto en que tengo una plantilla que es un ejemplo”, añadió Manuel Fernández para valorar más si cabe el compromiso de sus jugadoras.

“Son unas campeonas, lo han demostrado. Que nos sirvan de ejemplo porque hoy el Pozoalbense ha sido campeón, ante muchas adversidades. Y lo ha demostrado día tras día y siendo constante en el trabajo”, continuó el técnico blanquillo. No le faltaba razón al realizar tal aseveración pues por momentos pareció perder fuelle, como suele decirse, en el último tramo de la primera fase de la Liga Reto Iberdrola. Sin embargo, el equipo de Los Pedroches no dejó de creer en la posibilidad de llegar a la siguiente etapa del campeonato como líder de su subgrupo. Y de ello dio muestra en su visita al Granada, el rival a batir, en un partido final de altísimos vuelos y magnífica dificultad. Desde este momento, Manuel Fernández piensa en un soñado ascenso a la máxima categoría femenina de España. Lograrlo sería el colofón a su trayectoria en el banco del Municipal de Pozoblanco desde la campaña 2018-19.

Etiquetas
Publicado el
1 de marzo de 2021 - 04:40 h