Otra profunda reconfiguración aguarda al Córdoba Femenino

Peque, director deportivo del CCF Femenino, junto a González Calvo

El avance es indudable en las últimas semanas. Menos aún después del comienzo de la pretemporada tanto del primer equipo como del segundo. Ambos cuadros trabajan ya de cara a la próxima campaña y lo hacen con plantillas muy remodeladas. Pero la actividad es más calmada, sólo en apariencia pública, en el otro conjunto principal del Córdoba. No es otro que el Femenino, del que hasta la fecha sólo existe una novedad: la contratación de Pepe Contreras como entrenador. Y lo cierto es que esta escuadra también afronta una profunda reconfiguración. Tanto es así que las bajas van a rondar e incluso superar la decena, al igual que son muchos los fichajes apalabrados por la dirección deportiva, con Francisco Avilés Peque al frente, que tienen van a cerrarse.

La reestructuración es la mayor conocida por estos lares. Es un hecho sólo con mirar a la primera plantilla, la comandada por Germán Crespo, que tiene en nómina hasta a 11 jugadores nuevos. Van a ser 12, y eso sin contar a Luismi Redondo y Carlos Puga tras sus promociones del equipo dependiente. Las circunstancias obligan y afectan a todas las parcelas y con ello a todos los planteles. Sin excepción, lo que atañe en este caso a un Córdoba Femenino en el que no van a seguir Lisa Scholz, Ángela Corina y Belén Potassa. Las bajas de la alemana, colombiana y argentina, respectivamente, son una realidad, aun sin notificación oficial del club, al informar ellas mismas o ser anunciadas en otras entidades. Ocurre lo mismo con la también argentina Sofía Schell y con Patricia Curbelo. Pero los suyos son sólo los primeros nombres de una lista mucho más amplia.

A estas cinco futbolistas se van a sumar muy probablemente otras cinco o seis. Salvo giro de los acontecimientos, también van a dejar el cuadro califal la japonesa Hitomi Tanaka y la panameña Natalia Mills. De igual modo, están en la puerta de salida Nati de Francisco, Lidia Santos y Aina Torres. Es así como la cifra alcanza la decena, que puede crecer un poco más en caso de confirmarse el adiós también de Celia Fernández. No en vano, la defensa está en la órbita de otros clubes, como el Deportivo. Lo que queda claro es que el nuevo técnico del conjunto blanquiverde, que encara su tercera temporada en Reto Iberdrola, va a tener bastante trabajo por delante a la hora de acoplar todas las piezas.

De hecho, y en efecto, Pepe Contreras es el primero de los fichajes del Córdoba para su principal equipo de la sección femenina. Su incorporación la hizo oficial la entidad el pasado 7 de julio, cuando comunicó la llegada del hasta el anterior curso preparador del Fundación Alba (Albacete). Ahora toca conocer los nombres de las jugadoras que se van a sumar al remozado proyecto blanquiverde. En este sentido, el club tiene ya su trabajo avanzado y sólo restan las rúbricas negro sobre blanco para comenzar con las informaciones oficiales. Porque el director deportivo de la parcela, Peque, cuenta con una enumeración extensa de futbolistas apalabradas para su incorporación. Quizá en próximas fechas arranque la acción en este ámbito.

Mientras llegan las noticias desde El Arcángel, una cosa es segura. Al menos a priori. Es la situación de la plantilla en este momento. Son nueve las integrantes del plantel del curso 2020-21 que, salvo cambio, van a continuar en la entidad. La lista la forman Carmen Gordillo, Yanire Ruiz, María Avilés, Encarni Jiménez, María Lara, Ana Ocón, Karen Vénica, Cintia Hormigo y Celia Ruano. Con todo, toca esperar para comprobar si todas siguen en el cuadro califal. Por otro lado, hay que ver qué sucede con otras dos jugadoras. Son las canteranas Marta Esojo y Lucía Moral Wifi. No porque puedan ser bajas sino para saber si reciben ficha del primer equipo o van a proseguir en la dinámica de éste, incluso a nivel competitivo, pero con licencia del filial.

Etiquetas
Publicado el
22 de julio de 2021 - 05:20 h
stats