Crónica

Un tropiezo fatal

El Córdoba Patrimonio cae ante el Levante

0

¿El último tren? Esa parecía ser la recompensa, y lo cierto es que solo había un billete más en juego para acercarse al ambicioso reto del play off. Y con dos contendientes que ansiaban la recompensa. Fue es lo que se puso en liza sobre el Municipal de Paterna, en un choque sin tregua ni amistad -solo sobre la pista, claro- entre dos contendientes que querían ir a por todas en la recta final. Pudo caer de cualquier lado la balanza del final, incluso con reparto de botín, aunque la fortuna terminó dando la espalda a un Córdoba Patrimonio de la Humanidad que prácticamente se despide ya de sus opciones matemáticas de estar en las eliminatorias por el título. Un sueño bonito mientras duró.

El arranque fue intenso para el Córdoba Patrimonio, consciente de la necesidad de sorprender a su adversario a domicilio. Una presión alta puso en escena Josan González en busca del robo y de propiciar rápidas situaciones de gol. Sin embargo, pese a esto, fue el Levante el que tuvo más verticalidad, aunque lo cierto es que los primeros minutos gozaron de tímidos acercamientos pero sin ocasiones de gol. Con todo, al final, esto va de efectividad y los que más tuvieron en el arranque fueron los blanquiverdes. De hecho, el primero llegó en una jugada que se inició con una falta que, en juego indirecto, resolvió Miguelín. Sin embargo, el golpeo lo repelió Fede, aunque, al primer toque, Shimizu consiguió batir al guardameta en segunda jugada.

Así, el gol sí que incentivó a los de Josan, que mantuvieron la presión y, acto seguido, sumaron otra oportunidad con un disparo lejano del japonés tras saque de esquina. La verticalidad ahora pasaba a las filas cordobesas. No obstante, el acierto solo parecía llegar desde el balón parado, ya que así pudo responder el Levante poco después, pues consiguió devolver la tablas al luminoso con un golpeo raso y de falta directa por parte de Rafa Usín. Aún así, la mejoría siguió evidenciándose en las filas califas. Miguelín puso a prueba a Fede con otro potente golpeo lejano de falta, y fueron varios los rechaces que de nuevo pudieron acabar dentro de la meta granota, aunque ninguno encontró el rematador adecuado.

En efecto, la insistencia era superior en el Córdoba Patrimonio, que estaba consiguiendo retener cualquier intento local para desnivelar la balanza, con una defensa impecable en casi todas las jugadas. Es más, de una buena acción atrás salió una contra iniciada y completada por Zequi, en la que el propio ala gaditano, tras zafarse de un rival, encaró a Fede, al que sorprendió con un espectacular tanto de vaselina para volver a poner a los suyos por delante. El optimismo era total, aunque no había nada decidido aún.

Y es que el Levante, que hay que recordar que este curso ha disputado la Champions, también cuenta con una excelente pólvora en ataque, aunque en casi todas sus ocasiones se estaba encontrando con el buen hacer de Prieto. Asimismo, había tanto en juego que, en lo que a ocasiones se refiere, casi todo era un calco entre equipos. De hecho, los levantinistas también tuvieron su jugada de fortuna en la recta final del primer tiempo, y en la que Maxi Rescia recogió un rechace de Prieto para hacer el 2-2. Y para más infortunio califa, habría tiempo para otro tanto antes de la pausa. El Levante consiguió voltear el luminoso, y lo hizo a través de un latigazo certero de Rubi al conectar un córner. Tocaba remontar tras el paso por vestuarios.

El inicio de la segunda mitad, que gozó de igualdad en sus primeros compases, tuvo un primer punto de inflexión clave, y éste llegaría con la expulsión por doble amarilla de Marc Tolrá. Y no desaprovecharon los cordobeses la superioridad. Aunque no sin sufrir mucho, ya que Fede se vistió de héroe con cuatro acciones prácticamente seguidas de muchísimo mérito. Pero la insistencia tuvo su recompensa para el Córdoba Patrimonio, y fue Miguelín el que devolvió el empate. Pero el choque era de ida y vuelta, y la pizarra siguió dando sus frutos, de un lado a otro, ya que dos minutos después, fueron los locales los que se beneficiaron en una acción ensayada a balón parado, que acabó con un pase para Rivillos, quien hizo el 4-3 a placer.

Por si fuera poca excitación para algunos, entonces llegó el debut del joven Álex Bernal. Fue breve, pero provechoso para el canterano. Y de esa situación se pasó al tramo más intenso a nivel arbitral. Primero fue con la expulsión de Viana, y en esas, Rafa Usín también acabó viendo la segunda amarilla en una jugada alocada en la que un jugador califa se iba solo hacia la meta de Fede y recibió una falta, aunque la misma se pitó algo más tarde de lo que debía, lo cual acabó siendo muy polémico en Paterna. Pero la suerte no sonrió a los de Josan, primero con el fallo de Saura desde el doble penalti, y luego al no poder encontrar la vía del gol en la superioridad numérica. Es más, justo cuando el Levante recuperó a su quinto efectivo, una falta de Perin acabó otra vez con el balón en el doble penalti, pero en el área contrario, donde en este caso no falló Pedro Toro para poner el 5-3. Con menos de dos minutos entró en escena el portero-jugador. No causó efecto alguno y el choque finalizó con una derrota que deja casi sin opciones de play off al Córdoba Patrimonio.

Etiquetas
stats