Con la firme intención de renovar la esperanza

Un jugador del Córdoba B busca ganar un balón ante un rival FOTO: LARREA
El Córdoba B visita al Cacereño con la idea de ganar para volver a salir de la zona de descenso, mientras el Lucena desea dar un zarpazo a un rival directo en Guadalajara

Las aspiraciones siguen igual de claras. Quizá un ligero imprevisto en la marcha hacia su consecución puede generar sensación de que se convierten en un imposible, pero no es así. Los objetivos se mantienen intactos. Más si cabe cuando queda camino por recorrer y existe el convencimiento de que la meta es alcanzable gracias al trabajo que se realiza. En esa situación se encuentran los dos conjuntos cordobeses del Grupo IV de Segunda B, que este fin de semana llega a su vigésimo novena jornada. Se inicia la recta final de una carrera de fondo que tanto Córdoba B como Lucena afrontan con la firme intención de superar sus retos. Los dos encaran la nueva cita liguera después de ceder un empate en casa. Pero ese resultado debe quedar en el olvido para retomar el pulso a sus particulares competiciones. En lo que se refiere al filial blanquiverde, éste espera obtener un triunfo en Cáceres para salir nuevamente de la zona de descenso. Por su parte, los celestes viajan a Guadalajara con la idea de que no tienen nada que perder y sí mucho que ganar ante un rival directo por el cuarto lugar de la tabla.

En la matinal del domingo (12:00) espera el Cacereño a un equipo que no se rinde. Lo demuestra jornada tras jornada desde antes que terminara la primera vuelta del campeonato. El Córdoba B cree en su capacidad para competir con cualquiera y más todavía en sus posibilidades de conseguir una permanencia que hace unos meses se mostraba casi como una utopía. El filial quiere abandonar el descenso y para ello ha de ganar en su visita a tierras extremeñas a un rival que pugna por, cuanto menos, tener una plaza en Copa la próxima campaña. La victoria es la única opción de olvidar el empate de la anterior cita ante La Roda y de volver a ver el túnel en la salida y no desde su interior. Para este encuentro, José Antonio Romero cuenta una vez más con la baja de Juan Guerra, por molestias físicas. También están las ausencias de Dani Pinillos y Bernardo, convocados por Ferrer. Al menos, el técnico recupera a Mendi y Sebas. El choque estará dirigido por el madrileño Muñoz Piedra.

Unas horas después, a las 16:00, llega el turno para el Lucena. El conjunto celeste también desea hacer borrón sobre el apunte de la igualada ante El Palo de la pasada semana. El triunfo se presenta en su caso mucho más importante, puesto que el valor esta vez va más allá de los tres puntos. No en vano, visita al Guadalajara, que ahora mismo ocupa la cuarta plaza de la clasificación. Por tanto, los aracelitanos se juegan recortar la distancia con la última posición que da derecho a jugar el play off a final de temporada. El reto es complicado, pero los de Falete viajan con la idea de obtener esa victoria que definitivamente les mantenga en la pelea por la zona noble en el último tramo de la competición. El preparador lucentino pierde la participación de Sarmiento, sancionado, y tiene la duda de Clavero, con molestias físicas. El juez de la contienda será el valenciano García Aceña.

Etiquetas
stats