Las extrañas vacaciones del Córdoba Patrimonio

Josan González da instrucciones a sus jugadores en un entrenamiento | ÁLEX GALLEGOS

Cambia sólo un hecho y a la vez, todo lo demás. En ocasiones, una circunstancia lleva a otras. Se trata en cierto modo de la teoría de la causa y el efecto, o simplemente de una reacción en cadena. Que cada cual elija el concepto que quiera. Pero la realidad es la misma en cualquier caso y lo sabe bien el Córdoba Patrimonio de la Humanidad, al que la suspensión de su último partido del año le genera una variación significativa en su plan de trabajo. También porque dicho encuentro lo va a disputar en una fecha poco usual como lo es el 29 de diciembre, entre Nochebuena y Nochevieja. Al fijarse el duelo en cuestión, ante O Parrulo Ferrol en Vista Alegre, en dicho momento la entidad se ve obligada a modificar el calendario de descanso de su primer equipo. De hecho, el plantel dirigido por Josan González ya descansa desde el miércoles. Lo va hacer, eso sí, sólo hasta el próximo lunes.

Son las extrañas vacaciones del Córdoba Patrimonio, que llegan anticipadamente y de manera abreviada. El origen de esta situación está precisamente en la cancelación de su choque con O Parrulo Ferrol, que había de celebrarse el próximo martes -día 22 de diciembre-. La detección de un positivo de Covid-19 el pasado fin de semana, lo que ya supuso el atraso del partido de los gallegos ante el Jimbee Cartagena, ocasionó las lógicas dudas en torno a la posibilidad de un aplazamiento que al final fue inevitable. Cierto es que la intención de ambos clubes era disputar el duelo en la fecha fijada, un tanto rara también debido a la compresión del calendario de Primera de Liga Nacional de Fútbol Sala (LNFS) -elaborado por la Real Federación Española de Fútbol (RFEF)-. Pero los plazos eran estrechos y la imprevisión elevada. Tocaba esperar en todo caso a nuevas pruebas en la plantilla ferrolana entre el domingo y el lunes.

De ahí que la RFEF admitió el miércoles la propuesta de suspensión del encuentro, así como su traslado al 29 de diciembre -también martes-. Como consecuencia, y en consonancia con lo sucedido, la entidad presidida por José García Román adelantó el período vacacional de Navidad del primer equipo. En vez de tomarse un respiro desde el próximo miércoles lo hizo desde ya, como quien dice. Sin embargo, y en efecto, la etapa de descanso no va a ser duradera. Ni siquiera de una semana, ya que, como es lógico, la plantilla entrenada por Josan González tiene que preparar lo mejor posible el partido ante O Parrulo Ferrol. Así, la vuelta al trabajo de los blanquiverdes se marca en el lunes venidero -21 de diciembre-. Desde ese momento no queda otra que pensar en un encuentro que además es trascendente. La permanencia está en juego.

Claro está, los jugadores y el cuerpo técnico van a gozar de los pertinentes descansos en días festivos. Esto es en Nochebuena, o quizá más bien en Navidad -es decir, más el 25 de diciembre que el 24- y después en Año Nuevo -1 de enero-. Dicho de otro modo, la vuelta a los entrenamientos del Córdoba Patrimonio de la Humanidad se va a producir de forma ya definitiva, sin interrupción más allá del relax referido unas líneas atrás. El motivo no es otro que la aparición del primer choque de 2021 con éste casi recién iniciado. La siguiente jornada de Primera de la LNFS está prevista para el 4 de enero, lo que significa que apenas existe tiempo material para hacer más extensas las vacaciones invernales. Por si fuera poco, el cuadro califal abre el año venidero en la pista de ElPozo Murcia Costa Cálida, nada más y nada menos. Y eso cinco días antes de recuperar otro de sus encuentros atrasados ante el Viña Albali Valdepeñas.

Etiquetas
stats