Emilio Fajardo, al mando del timón pozoalbense

.

Comienza el baile en el banquillo. Cuando la situación, en cuanto a resultados, va mal o la racha es negativa, las directivas de los clubes deportivos optan siempre por cesar al entrenador para que exista un cambio de dinámica lo antes posible. Sin embargo, cuando los técnicos hacen bien su trabajo, entidades de otras categorías buscan reforzar este puesto fijándose en otros cuya trayectoria es ascendente. Por ello, el Ejea, después de rescindir a Jaime Molina, firmó a Javi Moreno como nuevo técnico del conjunto aragonés y el Pozoblanco se quedó con esta plaza vacante. Gracias a esto y tras salir numerosos nombres a la palestra, Emilio Fajardo ocupará el sitio en el banquillo pozoalbense con el fin de conseguir la permanencia una temporada más en Tercera División.

Un cambio que sorprendió a toda la parcela deportiva. Y es que la rescisión de Jaime Molina por parte del Ejea hizo que la entidad dirigida por Salvador Mateo, y cuyo director deportivo es el conocido Luis Oliver, se fijase en Javi Moreno para ocupar el puesto de técnico en el plantel aragonés. De hecho, ex jugador profesional finalmente aceptó esta oferta debido a que este club juega esta temporada en Segunda División B y debería optar a pelear por los puestos altos de la clasificación. Esta situación dejaba vacante la plaza de entrenador en el Pozoblanco y la directiva ha preferido experiencia en la categoría para asumir el objetivo marcado a principios de campaña. Por ello, el club cordobés anunció la incorporación de Emilio Fajardo.

El alicantino ya sabe lo que es dirigir en Tercera División dentro del Grupo X. Fajardo tuvo la oportunidad de entrenar y ascender a Segunda División B al Algeciras durante la temporada 2018-19, aunque sus inicios están a poco menos de 300 kilómetros de la capital algecireña. El actual técnico del Pozoblanco comenzó en Huelva entrenando al Pinzón y al Punta Umbría onubenses antes de pasar a la cantera bética donde pudo dirigir al Benjamín, Alevín, Juvenil y filial del Real Betis. Esa trayectoria verdiblanca le valió para conseguir un puesto en el conjunto gaditano donde rescindió en la temporada 2019-20. Por ello, el técnico de tan solo 46 años llega a la escuadra cordobesa con el objetivo de mantener la categoría cueste lo que cueste y hacer olvidar a Javi Moreno lo antes posible. Nuevo guía al mando del timón pozoalbense.

Etiquetas
stats