La dura jornada final de Raíllo en Primera

Raíllo, tras un partido del Mallorca | RCD MALLORCA

La sensación no le es desconocida. No por ello es menos dolorosa. Más bien ocurre lo contrario. Sobre todo por la forma en que la vuelve a tener. Tras una temporada en la que todo pareciera positivo sufre un descenso de categoría. En concreto, Antonio José Raíllo cae a Segunda A. Dicha circunstancia resulta de un final de campaña bastante mediocre por parte de su equipo, un Mallorca con el que encadenara dos ascensos en los anteriores cursos. Y lo más complicado de asumir posiblemente para el cordobés es que el golpe lo recibe sólo unas semanas después de renovar con el cuadro balear y, por si fuera poco, porque todavía tiene que disputar un último partido en la elite pues el campeonato de Primera concluye este domingo.

El zaguero recibió el varapalo el pasado jueves. Fue entonces cuando se desarrolló la penúltima jornada de la competición liguera. El conjunto mallorquín recibía al Granada, que es una de las grandes revelaciones de la temporada y necesitaba los tres puntos para evitar su descenso. Los baleares, con Vicente Moreno al frente, lograron cobrar ventaja en el tanteador antes de la media hora de choque. Sin embargo, los nazaríes dieron la vuelta con un primer tanto de Víctor Díaz en el descuento de la primera parte y otro Carlos Fernández en el minuto 69. Con el 1-2 en el electrónico se consumó una pérdida de división que meses atrás no se hubiera imaginado no sólo en Palma sino en Primera y entre los amantes del fútbol.

De esta forma, el Mallorca no pudo encadenar dos campañas en la máxima categoría tras su ascenso durante el curso 2018-19. Con el cuadro insular va a seguir aun así, a no ser que se produzca una novedad a lo largo del verano, Antonio José Raíllo que a comienzos de julio prolongó su vinculación hasta 2024. El central es una pieza clave en el club bermellón desde la temporada 2017-18. Aquella vez tuvo una actuación de gran calado en el retorno del equipo a Segunda A, una división de plata que perdió un ejercicio antes ya con el defensa en sus filas. También durante la campaña del regreso a Primera jugó un papel fundamental un futbolista al que aún le queda mucho trayecto deportivo por delante.

Por cierto, como quedó escrito con anterioridad, el descenso del Mallorca se produjo a falta de un partido para el final del campeonato. Así, Antonio José Raíllo tiene la dura tarea de volver al césped aun cuando su equipo no tiene nada en juego. Nada excepto el orgullo, que a buen seguro tratan de sacar a relucir los bermellones. El cordobés, a todo esto, despide la campaña con un total de 37 choques entre Liga y Copa del Rey. La caída a Segunda A significa el tercer varapalo del ex del Pozoblanco o Córdoba B, además del Espanyol -por ejemplo- en su carrera, ya que también bajó -como se suele decir- a Segunda B con la Ponferradina y el propio conjunto balear.

Etiquetas
stats