Otra dolorosa excepción a nivel defensivo

Cordero, en el duelo con el Viña Albali | CÓRDOBA PATRIMONIO

Más que una derrota es un castigo. Así suele considerarse un resultado negativo si se produce con un número elevado de goles en contra. Precisamente es lo que ocurre en esta ocasión, en la que además el partido en cuestión estuviera encaminado hacia una durísima goleada. La diferencia en el marcador, por suerte, no es tan amplia como se diera antes de los últimos instantes del choque pero deja el poso de decepción normal en este tipo de situaciones. El Córdoba Patrimonio de la Humanidad arranca la actual semana, en la que prepara un duelo trascendental ante el Jaén, después un varapalo importante en Valdepeñas. No en vano, los blanquiverdes sellan su encuentro ante el Viña Albali con el peor registro de tantos encajados dentro de Primera de la Liga Nacional de Fútbol Sala (LNFS). Sin embargo, una anotación tan alta del rival es poco habitual para el cuadro califal, que continúa como equipo fiable en defensa en la considerada mejor liga del mundo.

Es otra dolorosa excepción a nivel defensivo para el equipo de Josan González, que en lo que va de campeonato ha recibido más de tres goles en apenas tres partidos -de catorce disputados-. Curiosamente, uno de ellos fue el primero que jugó, después del aplazamiento del choque con el Betis, ante el Burela. Los gallegos se impusieron en el Palacio Municipal de Deportes Vista Alegre por 5-6 y el estreno de la campaña resultó un fiasco. También porque el cuadro pontevedrés era entonces, y parece serlo ahora también, un rival directo en la lucha por la permanencia. Después de aquel tropiezo el Córdoba Patrimonio de la Humanidad no volvió a encajar en exceso hasta la séptima jornada, en su visita al potente Jimbee Cartagena. Este encuentro sí terminó con una goleada de las que hieren sobremanera: cedió por 6-0. Los dos tanteadores indicados eran hasta el sábado las únicas salvedades a un curso en el que los califales saben mantenerse firmes atrás.

Pero llegó el momento de volver al Pabellón Virgen de la Cabeza, donde el conjunto blanquiverde ya cayó de manera contundente en otras dos ocasiones -en competición oficial, se entiende-. Estrepitosa fue la derrota  en la temporada 2017-18, entonces en Segunda, al perder por 7-1 y rotunda aunque engañosa fue la sufrida en la campaña anterior, ya en Primera, cuando sucumbió por 4-1. Esta vez el electrónico reflejó por unos segundos un 6-0 como el vivido en Cartagena y después un 7-1 como aquel que también padeció en la 2019-20, en su estreno en la máxima categoría, en la pista del Movistar Inter. Alberto Saura, por dos veces, y Boyos, gracias también a dos dobles penaltis en los compases finales del encuentro, permitieron al menos embellecer por muy levemente que fuera el tanteador. Lo cierto es que la cifra de goles en contra es la más elevada del conjunto blanquiverde en la mejor liga del mundo, igualada con la ya referida ante los de Torrejón de Ardoz el pasado campeonato.

Con todo, no deja de ser un tropiezo puntual. O así debe demostrarlo el equipo dirigido por Josan González a partir del próximo sábado, cuando recibe -aun sin horario oficial- al Jaén. Básicamente porque hasta ahora sólo han sido, en efecto, tres los partidos en los que ha concedido más de tres dianas. Una circunstancia ésta que le permite ser un rival difícil en materia defensiva. Tanto es así que se sitúa entre los nueve primeros en la hipotética clasificación en este sentido. El cuadro califal acumula hoy por hoy 40 goles en contra en 14 choques, lo que establece un promedio de 2,86 por encuentro. De restarse las tres salvedades mencionadas, se hallaría con 21 en 11 compromisos ligueros lo que rebajaría la media hasta el 1,91. Guarismos estos que esclarecen la realidad del conjunto blanquiverde, que nada tiene que ver con lo padecido el sábado en Valdepeñas. A todo esto, el 5-0 ante el Mengíbar en Copa del Rey no se contabiliza lógicamente al ser de una competición distinta. Además, en aquel enfrentamiento en tierras jiennenses tuvieron más minutos quienes de menos suelen gozar en la LNFS.

Etiquetas
stats