Dimas Carrasco: “Sería un gran premio vivir un derbi entre el Ciudad de Lucena y el Córdoba”

Dimas Carrasco, en un entrenamiento del Ciudad de Lucena | CIUDAD DE LUCENA

Siempre se está hablando de los efectos negativos que ha dejado el Covid-19 en todos los ámbitos de la sociedad y, en este caso, el deporte, pero hay veces que algunas entidades salen beneficiadas de una forma u otra. Tras la salvación de Pozoblanco y Córdoba B, el Ciudad de Lucena peleará por un puesto en Segunda División B después de que la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) anunciara la suspensión de todo el fútbol no profesional. La disputa del famoso play off exprés hace que el club aracelitano esté a tan solo 180 minutos de poder disfrutar de un ascenso a la categoría de bronce del fútbol español. “Sería un gran premio para todos vivir un derbi entre nuestra entidad y el Córdoba”, afirma Dimas Carrasco, entrenador del conjunto lucentino, a CORDÓPOLIS.

Este formato será distinto a los anteriores ya disputados debido a que solamente habrá dos eliminatorias por cada grupo. Esto hace que el Ciudad de Lucena, actualmente segundo clasificado del Grupo X por la diferencia de goles, se vea las caras contra el Xerez Deportivo en primera ronda a un solo partido. Si la entidad lucentina consiguiese vencer, se enfrentaría contra el ganador del duelo entre el Betis Deportivo y el Utrera. “Nos hace mucha ilusión tanto a cuerpo técnico como a los jugadores, directiva y a la ciudad de Lucena porque no se debería de haber perdido la categoría”, afirma un Dimas Carrasco que subraya el esfuerzo de sus jugadores por no perder el ritmo durante el confinamiento obligado.

Todo ello tiene aún más mérito cuando el objetivo a principio de temporada era otro. Después de renovar a tan solo tres jugadores del curso pasado, el Ciudad de Lucena buscaba “consolidarse en la categoría” con una “plantilla joven” y buscar otras metas más ambiciosas “a partir de la temporada que viene” según un técnico que se vio sorprendido por el rendimiento del cuadro aracelitano. Además, Carrasco cataloga la temporada como “sobresaliente” y ahora “tenemos el premio final y se respira otro ambiente futbolístico en la ciudad que se necesitaba”.

Por otro lado, este play off exprés se vuelve aún más complicado cuando los jugadores deben rendir a un nivel alto después de estar más de dos meses sin jugar ni un solo partido. Una decisión por parte de la RFEF muy cuestionada por la mayor parte de los clubes, pero que, según el técnico, es “la más acertada”. Los futbolistas deberán recuperar una forma óptima que no han perdido del todo tras varias sesiones de trabajo físico en su propio domicilio. “En esta eliminatoria aparecerán los nervios y los pequeños detalles decidirán un posible ascenso”, asegura un Dimas Carrasco que realza el trabajo de su equipo tras no bajar de los cuatro primeros puestos ni una sola vez en la competición liguera. El conjunto lucentino tiene en su mano lograr un ascenso que será, y está siendo, historia del fútbol modesto español.

Etiquetas
stats