Con el deseo de cerrar el año en el grupo de cabeza

Entrenamiento del Córdoba en El Arcángel FOTO: ÁLVARO CARMONA
El Córdoba, recuperado de su mal momento, espera despedir 2013 con una victoria ante el Real Madrid Castilla que le devuelva a la zona de play off

play off

Los resultados mandan en el fútbol. La frontera entre el optimismo y el pesimismo está marcada por la consecución o no de un triunfo. Las dinámicas también cuentan con su peso en este sentido. Y en ésas, se enfrentan este sábado dos equipos que llegan en un buen estado anímico. El Córdoba ha logrado vivir una semana tranquila después de varias convulsas. Todo se lo debe a la victoria obtenida, tras encadenar tres derrotas, ante el Tenerife. Mucho mayor es la sensación de dicha que existe en el Real Madrid Castilla, que ha ganado en las tres últimas jornadas y suma cuatro sin perder. El filial blanco comienza a carburar y deja en el olvido su pésimo arranque de Liga. Se miden, por tanto, dos escuadras que cuentan con un plus de moral para cerrar con una amplia sonrisa el año. Porque ambos conjuntos se verán las caras en el Alfredo Di Stéfano en la que será última fecha de 2013. Ahí surge otro acicate más para los blanquiverdes, que sólo se marcharon al parón navideño con tres puntos en el zurrón en una ocasión desde el último ascenso a Segunda A en El Alcoraz.

Esa circunstancia sea probablemente la de menor importancia para el equipo de Pablo Villa, aunque tiene su interés. No es lo mismo encarar las vacaciones con el trabajo hecho que sin hacer. Es lo que sucedió, por ejemplo, la pasada campaña, cuando el Recreativo de Huelva superó a un decepcionante Córdoba en El Arcángel y provocó que se escuchara la tonada del "Berges vete ya". Cierto es que el cuadro califal logró reaccionar en el nuevo año, el presente, el que se marcha poco a poco. Seguro que el conjunto blanquiverde quiere evitar malas sensaciones en un hasta luego que quiere dar dentro del play off. Este hecho es sin duda el que más pesa para buscar la victoria ante un rival peligroso y ahora también lanzado. Pero, ¿quién dijo que fuera fácil? El preparador alcorconero tiene claro, siempre lo tuvo, que no lo es. Aunque igualmente sabe que nada se consigue sin ambición y ganas de crecer. Con esa mentalidad viaja su plantilla a Madrid. Hay demasiado en juego como para pensar antes de tiempo en los días de descanso.

Y como todo debe ser perfecto para combatir a un adversario con talento, rápido y con peligro en ataque, el técnico blanquiverde cree tener bien atado su once y la forma de buscar el triunfo. En este sentido, Villa aseguró que de haber alguna modificación en la alineación respecto de la que presentó la pasada semana ante el Tenerife será una. Es decir, lo que funciona no se toca. La duda existe en torno a la participación o no de Pedro, lo que podría llevar a Pacheco a la banda y devolver a Abel a la medular. Pero eso es algo que sólo sabe el entrenador, que este fin de semana vuelve a contar con Mendi. El asturiano regresa a la convocatoria tras cumplir sanción y ocupa el lugar de Rafa Gálvez. Es la única novedad de una lista en la que se mantiene Dani Espejo por Janse, fuera por decisión técnica. Lo que sí tiene claro el alcorconero es que la zaga en nada debe cambiar después de lograr que en el anterior choque de Liga la portería quedara a cero.

Villa, además, lanzó un mensaje claro: en un partido como el de este sábado hay que demostrar quién es cada uno y que ha de servir para confirmar que se acabó con la mala racha anterior al partido contra el Tenerife. Por si fuera poco, está el deseo de volver a ganar lejos de casa, algo esencial para vivir dentro de las seis primeras plazas sin el susto de salir de ellas. Sin embargo, el Córdoba va a tener que trabajar bastante para conseguir todo cuanto se propone en este caso, ya que su rival atraviesa un gran momento. Desde que llegó Manolo Díaz al banquillo del Real Madrid Castilla, el filial blanco no conoce la derrota y encadena tres triunfos seguidos. Está en racha y eso le hace mucho más peligroso. Encima, el ex cordobesista Borja García está entonado. A todo esto, se ha de sumar el regreso de Omar Mascarell después de cumplir sanción por acumulación de tarjetas la pasada semana. El que no es de la partida es Kiko Femenía, mientras es duda Casado. Sea como fuere, el conjunto madrileño tiene una buena oportunidad de mirar a 2014 con más opciones de pensar en la salvación.

ALINEACIONES PROBABLES

REAL MADRID CASTILLA: Pacheco, Quini, Llorente, Cabrera, Noblejas, José Rodríguez, Omar Mascarell, Lucas Vázquez, Jaime, Borja García y Raúl de Tomás.

CÓRDOBA CF: Saizar, Campabadal, Iago Bouzón, Raúl Bravo, Samu de los Reyes, Luso, Carlos Caballero, Pedro, Pacheco, López Silva y Uli Dávila.

ÁRBITRO: Medié Jiménez (Comité Catalán).

CAMPO Y HORA: Alfredo Di Stéfano (18:15, La Sexta).

Etiquetas
stats