Sin descanso, pero con los primeros contratiempos

Los jugadores, durante la última sesión de entrenamiento.
El Córdoba sigue con su trabajo de preparación para el nuevo curso, cuyo inicio se perderá por lesión Luso

La pretemporada está a punto de tocar a su fin. Apenas unos días restan para que esa etapa finalice. Será el domingo cuando lo haga, con un último partido de preparación que servirá, a buen seguro, para tener una visión más aproximada de cómo se iniciará el nuevo curso futbolístico. El Córdoba visitará al Almería (21 horas, Estadio de los Juegos Mediterráneos)con la atención concentrada ya en el encuentro de su regreso a Primera. Así, el duelo con la escuadra rojiblanca puede ofrecer algunas pistas sobre el once y la idea que se buscará en el terreno de juego del Santiago Bernabéu. Mientras tanto, el conjunto blanquiverde prosigue, sin dar tiempo a la relajación, con su trabajo. Este viernes, jornada festiva en España, el equipo se ejercitó en la Ciudad Deportiva Rafael Gómez. Lo hizo, como fue habitual desde su vuelta a la actividad, a puerta cerrada. De la misma forma entrenarán los de Albert Ferrer en la matinal del sábado.

Es momento de terminar de pulir conceptos y solucionar errores, por lo que el preparador catalán prefiere que no haya miradas en torno a sus jugadores. En ésas está el cuadro califal, que precisamente ahora comienza a tener contratiempos en forma de lesiones. En ese sentido, el caso más grave de todos es el de Luso, que se perderá el comienzo de temporada ante el Real Madrid debido a una rotura de grado II en el sóleo. Así lo confirmó este jueves en su perfil de Facebook el propio futbolista, a quien la suerte no le termina de sonreír. No en vano, la mala fortuna hizo que el aragonés estuviera ausente en el choque decisivo por el ascenso en Las Palmas. Pero no sólo estará fuera de juego para la jornada inaugural, pues se estima en unas cuatro semanas el tiempo que necesitará para recuperarse de esos problemas físicos.

No es el de Luso el único caso de molestias que tiene los últimos días el Córdoba, ya que también Juan Carlos y Xisco se han visto afectados. Con todo, su situación es más favorable. El guardameta ha trabajado toda la semana en solitario debido a una pequeña lesión en la rodilla, provocada por un golpe sufrido en el Sánchez Pizjuán. En cuanto al balear, aclaró Ferrer tras el partido del miércoles en Antequera que tenía un problema en el abductor. Ése fue el motivo por el que no participó en el duelo con el Lucena. Por lo demás, el técnico mantiene a su disposición a casi la totalidad de una plantilla que está perfilada y que quizá tenga un último refuerzo que la complete de manera definitiva para afrontar la temporada del regreso a la elite. Respecto de esa circunstancia, el último que se sumó al proyecto fue Crespo, cuya incorporación se conoció este jueves.

Etiquetas
stats