El Deportivo Córdoba refuerza su candidatura en la Copa de Andalucía

Las jugadoras del Deportivo Córdoba tras la semifinal | DEPORTIVO CÓRDOBA

Sí, va a estar en la lucha por el cetro autonómico. Encara la competición con el deseo tanto de resarcirse de su experiencia del pasado año como -y por ende- de obtener su cuarto título. Por ahora, su voluntad sigue firme y lo demuestra donde corresponde, en la pista. Con un punto ligeramente superior en tono físico respecto de su adversario, el Deportivo Córdoba alcanza la final de la Copa de Andalucía de manera trabajada pero no poco brillante. Lo cierto es que el equipo de Juanma Cubero supera con claridad a El Ejido, que milita en el subgrupo A del Grupo III -el cuadro cajista lo hace en el B- de Segunda, en la primera de las semifinales del campeonato. Su 4-2 sirve para reforzar la candidatura a la corona regional, que ha de poner en más valor todavía el domingo (17:00) ante el vencedor del duelo entre el Guadalcacín y el Atlético Torcal.

La intención de alcanzar la final -aunque en realidad el deseo es obtener el título- la mostró el Deportivo Córdoba desde el inicio del encuentro. Impuso una presión alta y fuerte con la que supo provocar imprecisiones defensivas del rival. Precisamente una pérdida atrás -fueron dos muy seguidas- permitió a Lau Fernández lanzar un aviso a la portera, que pudo detener. Sufrió El Ejido durante los primeros minutos, tanto que casi no atravesó la línea central. Merced a este dominio, el conjunto de Juana Cubero abrió el marcador en el minuto 3. Fue obra de Celi Calderón, que aprovechó a la perfección el rechace tras un disparo de África. Esta última, la joven jugadora, fue quizá la más destacada no sólo de su equipo sino del primer acto y tuvo la opción de marcar antes del 1-0. El tanto despertó en cierto modo a las almerienses que poco a poco fueron capaces de deshacerse del control cordobés para en el 5 igualar la contienda. Marina remachó en el segundo palo una buena jugada de velocidad y combinación.

Con el equilibrio de nuevo en el electrónico El Ejido dio un definitivo paso adelante y comenzó a dificultar el juego del Deportivo Córdoba. Aun así, fue el cuadro cajista el que volvió a golpear. Después de una ocasión de Rocío Gracia fue Inma Sojo la que estableció el 2-1. Y lo hizo con un gol de los que gusta ver repetidos tantas veces sean posibles. La veterana futbolista robó en media pista y tras un buen regate sacó un tiro inapelable que terminó en la escuadra. Corría el minuto 10 y hasta el 14 supo aguantar su ventaja el equipo de Juanma Cubero, aun cuando su adversario procuró empatar otra vez. Lo consiguieron las almerienses con una acción muy similar a la de su primer tanto. En esta ocasión fue Raquel quien culminó en el segundo palo. Pero la alegría de las celestes duró apenas unos segundos, el tiempo que tardó Neiva en batir la portería visitante en este caso. De ahí al descanso, las cordobesas se dejaron ver en el área rival sin finiquitar y Ana Bella pretendió igualar, pero se topó con Ceci.

El segundo tiempo arrancó de igual modo que el primero. Esto es con un Deportivo Córdoba que salió a por el choque desde el primer instante. Recuperó el dominio del partido gracias a su presión alta, que fue de tal grado que El Ejido se vio obligado otra vez a vivir permanentemente en su parte de cancha. Sin embargo, las ocasiones no terminaban de generar peligro cierto a Sandra, la guardameta del cuadro celeste. Así las cajistas lograron anotar para abrir una ligera distancia en el tanteador. Un robo en media pista generó un ataque rápido que cerró Celi Calderón con un testarazo en el segundo palo. Era el minuto 25. Sandra, no la portera lógicamente, tuvo la primera opción para el conjunto almeriense tras la reanudación. En una veloz salida buscó la meta pero se encontró con Ceci. Esta oportunidad pareció sacar de su letargo ofensivo del adversario, que en realidad fue una reacción efímera.

Otra vez el Deportivo Córdoba asumió el control del choque, si bien éste entró, como sucedió en el segundo tramo de la primera parte, en una fase de ida y vuelta. Vibrante como estaba el encuentro, fue el cuadro cajista el que más cerca estuvo de ver puerta de nuevo. Inma Sojo y África procuraron el tanto sin fortuna ya superado el ecuador del segundo acto. Después fue Rocío Gracia la que tuvo doble opción en una misma jugada, pero la guardameta detuvo por dos veces también. Acto seguido el partido fue más vibrante si cabe y esto hizo que El Ejido gozara de sus ocasiones también. Marina y Sandra enviaron fuera, si bien fue esta última la que estuvo a punto de estrechar el cerco en el electrónico. Lo impidió Ceci con una intervención brillante. Pese a que las de Juanma Cubero mantuvieron la compostura, la escuadra almeriense elevó su apuesta para tratar de recortar diferencias y después empatar al menos. Le tocó sufrir en cierto modo con varios intentos claros, con uno que terminó en la madera. África pudo sentenciar, pero también se topó con el larguero. No fue el último balón al palo, ya que las ejidenses tuvieron otro antes de que el encuentro acabara con el 4-2 final.

Etiquetas
Publicado el
10 de octubre de 2020 - 15:07 h
stats