La defensa, un puzle por completar

Fernández, con Aythami por detrás en un entrenamiento | ÁLEX GALLEGOS

Los quebraderos de cabeza no cesan. Tampoco cuando la dinámica, al fin, es positiva. El Córdoba atraviesa el que es su mejor momento de la temporada y uno de los más fructíferos de los últimos tiempos. Sin embargo, el cuadro califal no deja de encontrar piedras en el camino. Tras las lesiones de Jesús Valentín, Fernández y Javi Lara, el conjunto blanquiverde se topa con la de Miguel Loureiro. El lateral derecho va a estar al menos tres semanas, en principio, de baja por una afección en el bíceps femoral de su pierna derecha. Esta ausencia supone un nuevo contratiempo para José Ramón Sandoval, que espera, eso sí, contar con Fernández. Porque el lado bueno esta vez lo tiene en la favorable evolución del cordobés y de Valentín, quienes ya trabajan con el resto de sus compañeros. Sea como fuere, el técnico tiene en la defensa, de cara al partido del domingo (18:00) ante el Nàstic de Tarragona, un puzle que (y por) completar.

El problema en la zaga surge definitivamente después de que el miércoles el Córdoba comunicara que Loureiro queda en el dique seco casi un mes. La lesión del gallego es un varapalo principalmente para él, que había logrado cerrar dos actuaciones notables en los últimos encuentros. El futbolista entró en el once después de la lesión de José Manuel Fernández ante el Valladolid y cumplió con creces. El canterano sufrió en el duelo con los pucelanos, tras una dura entrada de Luismi, una fractura en un pie, el derecho para ser más exactos, que en principio le iba a mantener fuera de los terrenos de juego cuatro semanas. Sin embargo, los avances en su recuperación son un hecho y quizá para el choque de Tarragona. Ésta es su principal baza para reconfigurar la línea de retaguardia.

Tanto el cordobés como Jesús Valentín trabajan desde el miércoles con normalidad con el resto del plantel blanquiverde. La cuestión ahora, a la espera de que ninguna sorpresa desagradable más cambie el panorama, es ver si los dos están preparados para regresar a la competición. A día de hoy todo hace indicar que así es, por lo que al menos Sandoval va a tener el aire fresco que significa recuperar a dos jugadores con rol importante dentro de su vestuario. La preocupación principal es, en este punto, el lateral derecho. Una demarcación ésta para la que Sandoval espera precisamente tener a su disposición a Fernández.

Aparece el canterano como opción primera para suplir a un Loureiro con un marcado rendimiento ascendente. Pero no es la única que posee el preparador califal para dar respuesta a los interrogantes que se le presentan. La otra es la de José Antonio Caro, un hombre hecho a defender con solvencia la banda diestra en la parcela defensiva. Pero el de Estepa es la alternativa segunda. Por otro lado, el regreso de Valentín da a Sandoval un recurso más para el eje central de la zaga, donde sin embargo parece complicado que haya cambio. Al menos sobre el papel, dado que Álex Quintanilla se ha hecho fuerte como pareja de Aythami. Quizá el ex del Zaragoza pueda tener otra misión diferente a la de cerrar la puerta del Córdoba en Tarragona.

Duda es también que sucederá ante el Nàstic en el lateral izquierdo. Si bien el técnico califal expresó en reiteradas ocasiones que le gusta más ver a Javi Lara en su natural posición, como extremo, el pacense disputó los dos últimos partidos en lugar atrasado. Surge una semana más la pregunta, ¿tendrá de nuevo su oportunidad Noblejas? En principio esta demarcación de la defensa no va a variar, como si lo va a tener que hacer de manera obligada el lateral derecho. La decisión se conocerá primero con la convocatoria de Sandoval el sábado y con la alineación el domingo.

Etiquetas
stats