Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.

Cumpleaños con el recuerdo de los años dorados

Segundo maratón de fútbol sala femenino del Deportivo Córdoba. | MADERO CUBERO
El Deportivo Córdoba celebró su 20 aniversario con el reencuentro de muchas de las integrantes del equipo que lograra dos títulos de Liga | El club celebra su segundo maratón de fútbol sala femenino

De alguna manera, el fútbol sala femenino de elite regresó a Vista Alegre. El escenario en el que no mucho tiempo atrás un grupo de jugadoras, con su cuerpo técnico al frente, hiciera historia. Tanto en el deporte de la provincia, sobre todo de la capital, como a nivel nacional. Fue la primera ocasión en la que un conjunto cordobés se alzó con un título liguero. Una experiencia única y que tuvo continuación un curso después. Al Cajasur Deportivo, entonces así se denominaba, correspondió escribir las páginas más doradas hasta entonces para una ciudad que descubrió ante sí una escuadra cargada de valentía, esfuerzo y calidad. Este sábado, en el mismo lugar en el que brillaran, muchas de aquellas heroínas volvieron a reunirse con motivo del vigésimo aniversario de la entidad.

Dentro de la segunda edición del maratón de fútbol sala femenino organizado este fin de semana por el Deportivo Córdoba, el club rememoró sus años de gloria con un reencuentro emocionante. Sobre la pista de Vista Alegre estuvieron juntas de nuevo Sara Moreno y Ampi, las grandes estrellas de aquel equipo mágico, así como otras: Carmen Delia, Noe, Tamara o Inma Sojo. Todas ellas se reunieron para celebrar el cumpleaños de una entidad que en la actualidad trata de reverdecer sus laureles. En un duelo marcado por el carácter festivo se enfrentaron al actual conjunto, que la próxima temporada competirá en Segunda División después de lograr un brillante ascenso hace unos meses. Fue el denominado “Partido de las estrellas”, que también sirvió para homenajear a otra gran figura del deporte cordobés. Una figura que en este caso tiene un magnífico futuro por delante: la joven Andreíta Alcántara recibió el afecto de quienes, como ella el pasado curso, también supieron lo que es ganar una Liga. Alcántara juega al baloncesto el Conquero de Huelva, con el que conquistó la Copa de la Reina.

La cita tuvo lugar a las nueve y media, después de una intensa jornada de partidos en el Palacio Municipal de Deportes, donde este fin de semana están presentes más de 200 jugadoras de diferentes equipos de Andalucía, Castilla-La Mancha, Murcia y Extremadura. El Deportivo Córdoba recuerda que el fútbol sala femenino está muy vivo, como lo está el recuerdo de sus años dorados. “Fue muy emotivo. Con algunas jugadoras desde aquellos años no nos hemos visto”, señaló Ricardo Ruiz, presidente de la entidad, acerca del reencuentro con las dos veces campeonas de Liga. El rector del que antaño fuera Cajasur Deportivo, que cumple 20 años, confesó que el acto suponía una mezcla de sensaciones. “Por un lado es de alegría, por volvernos a ver, y por otro es de tristeza, por tener que dejarlo entonces. Perderlo administrativamente duele mucho más”, aseguró. Ruiz hacía mención al instante en el que la falta de apoyos económicos propició la caída del equipo.

El presidente del Deportivo Córdoba, por otro lado, celebró que el conjunto lograra el ascenso a Segunda División unos meses atrás, lo cual “sirve, o debería servir, para abrirte muchas puertas”. Es un primer paso hacia un lugar del que no debió salir la escuadra cordobesa, que festejó su aniversario y rememoró sus años más intensos junto con Inma Baena, entonces delegada y responsable de prensa, y con David Díaz, artífice desde el banquillo de los mayores éxitos del club. La primera, también ex jugadora, recibió además un cariñoso homenaje por parte de las antiguas integrantes del equipo, que aparecieron con camisetas con su nombre en el dorsal. “Fue un día muy bonito, por el encuentro de un grupo de personas que a nivel deportivo hicieron historia, pero sobre todo por poder encontrarte con personas que han trabajado contigo y que por cosas del destino cuesta mucho reunirlas”, apuntó el entrenador. Bajo sus órdenes, el Cajasur Deportivo se proclamó campeón de Liga por dos veces, de la Supercopa de España y de la Copa Ibérica en los años 2009 y 2010.

Imborrable huella es la que dejara aquel equipo. También, o mucho más, para quienes lo vivieron desde dentro. Y siempre la misma mezcolanza de emociones. “La verdad es que lo recuerdas primero con mucha alegría por ver cómo conseguimos tanto con mucho trabajo y sacrificio y luego con tristeza por que durara tan poco”, expresó David Díaz. El preparador, sin embargo, abrió una puerta a la esperanza de disfrutar de nuevos días mágicos. “Creo que reunir a todas estas jugadoras es señal tanto para el club como para la ciudad, y sobre todo para las más jovencitas, de que todavía se puede luchar por el fútbol sala femenino en Córdoba. Si se volviera a apostar un poco, el Cajasur podría volver a estar en lo más alto seguro”, argumentó. Difícil será, no obstante, revivir aquella gloria, cuyo eco permanece en la ciudad. En Vista Alegre resonó.

Etiquetas
stats