Cuenta atrás para un duelo de necesidades

Los jugadores del Córdoba, en un entrenamiento. | ÁLEX GALLEGOS

Es un tópico que en ocasiones, sin embargo, resulta cierto. Si bien no existe título en juego, el encuentro del próximo domingo (16:00) tiene aroma a final. Por delante, resta un largo camino, pero hay choques que, dadas las circunstancias toman aspecto de trascendentales de manera anticipada. El que medirá al Córdoba y al UCAM Murcia es uno de ellos, pues ambos equipos tratan de escapar de sendas situaciones difíciles. En el caso del conjunto blanquiverde, el triunfo gana en relevancia debido a que de lo contrario su realidad en la tabla puede pasar a ser de apuro. No en vano, los califales suman sólo tres puntos más que el cuadro universitario, que ocupa la primera plaza de descenso. Dicho de otro modo, el peligro acecha a los de Carrión, que comenzaron ya la cuenta atrás para un duelo de suma importancia.

Tras regresar al trabajo este miércoles, el Córdoba encara el final de la semana con la única idea de recuperar el sabor de la victoria en El Arcángel. La consecución de ese objetivo goza en esta ocasión de un doble beneficio. Primero, acabar con su dinámica negativa como local. Y después, no menos importante, poner tierra de por medio con las posiciones al término de la Liga conducen a Segunda B e impedir una situación aún más comprometida. Sin embargo, va a tenerlo difícil el conjunto blanquiverde, que recibe a un UCAM Murcia con deseo de aprovechar su oportunidad para escapar de la zona roja de la clasificación. Tres puntos hay de diferencia entre uno y otro antes de un duelo marcado por la necesidad de ambos, que además comparten la experiencia de haber vivido el trance del cambio de entrenador.

Las dos escuadras dejaron atrás su proceso de reconstrucción. Fue el Córdoba el que primero abrió esa fase con la destitución de José Luis Oltra, a finales de noviembre. El relevo en tierras murcianas se dio unas semanas después, cuando Salmerón salió para dejar su lugar a Francisco. El técnico, que sonara en diversas ocasiones para dirigir a los califales, asumió una responsabilidad que resulta pesada. Tras su llegada el UCAM apenas ganó un encuentro de cuatro. Aunque fue capaz de sumar en otros dos y mantener la respiración. Su triunfo llegó precisamente en la última jornada, en la que superó al Zaragoza (1-0). Por su parte, los blanquiverdes tratan de poner punto final a su negativa trayectoria de 2017, que comienza a colocar en mala posición a Carrión. Después de no haber vencido un solo duelo en lo que va de año -de cinco disputados, tres de Liga y uno de Copa-, el barcelonés quizá afronta su primer test. No queda otra que dar un cambio de rumbo ya.

Etiquetas
stats