Entre Córdoba y Pozuelo: el balonmano califa alza la voz

Amistoso entre el Adesal y el Elche en La Fuensanta | JUAN HUERTAS/CÓRNER CORDOBÉS

Vuelve mucho más fuerte. La llegada del Covid-19 a España hizo que toda la actividad de la sociedad quedara inactiva por, al menos, tres meses. Las labores esenciales se han ido llevando a cabo, pero las más secundarias como el deporte han tenido que esperar hasta que la población pudiese pisar la calle con algunas libertades, aunque el ejercicio tenía restricciones severas debido a la distancia de seguridad obligatoria. Con el paso del tiempo, el deporte se ha ido haciendo cada vez más fuerte y poco a poco ha ido volviendo a ser lo que era, pero aún queda un largo camino que recorrer. Mientras que el fútbol y el baloncesto siguen con su particular lucha para realizar una pretemporada digna, el balonmano está alzando la voz en la ciudad. Tanto el Adesal como el Cajasur CBM siguen preparándose de cara a conseguir sus objetivos propuestos en una nueva temporada en sus respectivas divisiones.

Y es que este deporte está teniendo una amplia representación en la provincia. Por la parte masculina, el Ángel Ximénez seguirá luchando por la salvación en la Liga Sacyr Asobal. Los de Paco Bustos deberían haber comenzado la temporada esta misma semana, pero un enfrentamiento entre la Real Federación Española de Balonmano (RFEB) y la Asociación de Clubes Españoles de Balonmano (Asobal) ha hecho que se retrase el inicio del campeonato. En la División de Honor Plata aún están inmersos en la pretemporada y el CBM disputará un nuevo encuentro de Copa Andalucía este viernes en Vista Alegre frente al Iberoquinoa Antequera. Mientras tanto, en la categoría femenina, y a unos kilómetros de distancia, el Adesal seguirá su particular preparación en Pozuelo ante la mirada puesta en el inicio del tramo liguero.

Unas guerreras que buscarán seguir la línea ascendente en esta pretemporada. Las chicas de Rafa Moreno se pusieron en acción tras unos días de confinamiento preventivo por la detección de un caso positivo por Covid-19 en su plantilla y también este viernes disputarán su tercer partido de preparación de la pretemporada. La cita ante el Pozuelo se jugará en el Pabellón de Las Espartanas a las 19:30 horas y será la última prueba antes de que la próxima semana se alce el telón de la Liga Guerreras Iberdrola en el Palacio Municipal de Deportes Vista Alegre ante el Granollers. Hasta la fecha, el Adesal ha disputado dos encuentros de preparación con resultados dispares ante el Bolaños, de la División de Honor Plata, y el Elche de la máxima categoría. Un buen punto de partida para conseguir una salvación en la Liga Guerreras Iberdrola que se antoja muy complicada.

Por último, el Cajasur CBM volverá a jugar un encuentro como local después de medio año sin hacerlo. Asimismo, el cuadro de Jesús Escribano consiguió la salvación la temporada pasada después de que el Covid-19 llegara a la sociedad. Por ello, el conjunto granate deberá recuperar las sensaciones perdidas en el tramo final del campeonato para conseguir buenos resultados en el inicio de la competición. Los cajistas disputarán un nuevo partido de la Copa Andalucía frente al Iberoquinoa Antequera. Durante la pretemporada, el CBM ha caído en el primer encuentro de la Copa frente al Trops de Málaga y ha vencido su amistoso frente al BM Caserío. Mientras tanto, el Antequera firmó un buen empate el viernes pasado en su pista ante el Ángel Ximénez de Asobal. Una buena vara de medir para ambos equipos que son los que están dando guerra para que el deporte cordobés vuelva a ser lo que era.

Etiquetas
stats