El Córdoba enseña sus nuevas armas

.

Una continua preparación. Tras la llegada de la pandemia, el deporte ha cambiado totalmente su forma de llevarse a cabo. La mayoría de los clubes han optado por ni siquiera entrenar hasta que sus respectivas federaciones actúen redactando un protocolo sanitario que salvaguarde la salud de todos sus integrantes. Otros, en cambio, han propuesto su propio reglamento con todo lujo de desinfecciones y test PCR a los componentes del mismo. El Córdoba es uno de estos casos y, después de realizar un primer tramo en la localidad malagueña de Torrox, viajará este lunes hasta su segundo stage en Montecastillo (Jerez), aunque antes ha tenido varias semanas de entrenamientos donde ha podido disputar dos encuentros contra su filial. El último fue este sábado en el cual los chicos de Juan Sabas, con varios integrantes del segundo equipo, endosó un 7-1 a los pupilos de Germán Crespo.

Y es que estos enfrentamientos sirven, y mucho, para el cuerpo técnico blanquiverde. Ante la imposibilidad de realizar partidos de pretemporada ya que no existe el protocolo sanitario por parte de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), el Córdoba debe reinventarse y enfrentar a sus dos equipos senior para que haya algo de competitividad en su día a día. Aunque pueda parecer que el encuentro carezca de igualdad, es cierto que la reestructuración realizada en el filial durante este mercado veraniego ha hecho que muchos integrantes del plantel de Germán Crespo sean seleccionables para el primer equipo. Por ello, Juan Sabas alaba el trabajo que están haciendo los suyos durante la pretemporada, haciendo hincapié en este partido. “Lo importante es acumular días de trabajo. El equipo nos transmite que va a ser muy competitivo y que va a querer tener la iniciativa de cada encuentro”, explica el técnico madrileño.

Entretanto, la mayoría de los fichajes no han podido debutar hasta ahora como jugadores blanquiverdes. Aunque sea en un entrenamiento, las incorporaciones no se han podido sentir futbolistas en un partido desde hace, al menos, cinco meses. Por ello, estos encuentros son importantes para recuperar las sensaciones perdidas al estar tanto tiempo sin entrar en ritmo competitivo. Mientras que Darren Sidoel ya pudo vestirse de corto -aunque no estrenando las nuevas equipaciones de la marca Givova-, Farrando, Espeso, Mario Ortiz, Samu Delgado y Álex Robles debutaron como futbolistas califas bajo las órdenes de Juan Sabas en el banquillo. Un paso muy importante antes de concentrarse de nuevo en las instalaciones deportivas de Montecastillo.

Esta va a ser la tónica de los próximos días. El conjunto blanquiverde viajará hasta Jerez durante la tarde del lunes y comenzará los entrenamientos el próximo martes. La plantilla se ejercitará esta semana en las instalaciones deportivas jerezanas y las sesiones se alargarán hasta el domingo. Durante este tramo, los de Juan Sabas esperaban jugar algún que otro amistoso de pretemporada para saber el nivel real que tendrían los blanquiverdes en un partido con una competitividad más exigente, aunque todo apunta a que no será así debido a la falta de protocolo por parte de la RFEF. Mientras tanto, los califas seguirán ejercitándose y recopilando sensaciones entre el caos que envuelve a la inscripción de UFC y a las deudas de la antigua SAD.

Etiquetas
stats