Convencido de su carácter indómito

Córdoba Patrimonio de la Humanidad - Pescados Rubén Burela (5-6) | ÁLEX GALLEGOS

“Es un David contra Goliat, pero en la pista es un 5 contra 5”. Resulta difícil explicarlo de una manera más sencilla e incluso gráfica. Aunque el símil bíblico se convierta en tópico no deja de ser cierto en ocasiones que la diferencia de potencial es inmensa. Lo sabe bien el Córdoba Patrimonio de la Humanidad, cuyo entrenador también recordara el carácter batallador y nunca derrotado de antemano del equipo. Josan González cree que es posible superar a todo un campeón de Europa, y hace bien pues en el deporte como en la vida nada está escrito previamente. Claro está que vencer al Barça, uno de los tres grandes de la considerada mejor liga del mundo y el único que mantiene su capacidad económica, es más un deseo que una posibilidad a priori. Pero tampoco es que sea imposible. Y si lo fuera ningún conjunto como el blanquiverde conoce mejor la fórmula para convertirlo en probable. Vista Alegre está preparado para la batalla (18:00).

La contienda ante el cuadro blaugrana no llega precisamente en el mejor momento, también es verdad. El Córdoba Patrimonio de la Humanidad alcanza el choque con un punto de los primeros seis que ha disputado. Además, la derrota inaugural y el empate de hace sólo unos días -el miércoles- se han dado ante teóricos rivales directos por la permanencia. Pero el pasado es eso, pasado. La escuadra califal no pretende detener sus pasos para lamentarse, también porque no tiene tiempo material para ello. Quizá por este motivo su técnico apueste por mostrar públicamente el convencimiento en el carácter indómito de los suyos. Ya lo han demostrado en no pocas ocasiones y ahora tienen la oportunidad de volverlo a hacer. Por mucho que haya algunas caras nuevas, el espíritu propio de Paul Newman en La leyenda del indomable sigue ahí.

Por otro lado, tampoco es que el Barça esté en una situación idónea para afrontar otro partido tan próximo a los anteriores. Cierto es que el conjunto de Andreu Plaza viene de proclamarse campeón de Champions League, nada más y nada menos, después de superar en la final a ElPozo Murcia Costa Cálida. La exigente competición europea la disputó el pasado fin de semana, precisamente, en Barcelona. Con todo, el inicio en Primera de la Liga Nacional de Fútbol Sala (LNFS) ha sido muy diferente. Porque los catalanes apenas han sumado un punto de seis posibles, es decir, lo mismo que su rival de este sábado en el Palacio de Municipal de Deportes Vista Alegre. No en vano, en la primera jornada se vio sorprendido por el Peñíscola en el Palau Blaugrana (3-4) y en la tercera no pudo pasar del equilibrio, también en su propio feudo, ante el Jimbee Cartagena (2-2). Quizá sea, por tanto, el instante perfecto para golpear.

Aunque claro está que el cuadro barcelonés es por ahora una fiera en letargo. Nadie duda de que más pronto que tarde va a reaccionar y comenzar a acumular triunfos en el campeonato casero. Lo contrario sí sería una sorpresa. Porque, por supuesto, tiene figuras de peso sobre la pista para no sufrir una crisis tan grande que le afecte durante toda la temporada. Aun cuando, y siempre es una buena noticia, no va a contar con el que es uno de los mejores futbolistas del mundo en la actualidad. Ferrao, que este curso tiene ganas de volver a obtener el título de máximo goleador -que logró durante tres campañas consecutivas, después de que el pasado curso no pudiera sumar el cuarto -seguido también por una grave lesión, es baja en el conjunto blaugrana. El brasileño se pierde el partido por molestias físicas. Sin embargo, hay otros recursos de primer nivel en el bando contrario como pueden ser Sergio Lozano, Adolfo o Esquerdinha.

Con todo, lo más importante es siempre pensar en uno mismo. Y es lo que ha hecho durante estos días, sólo tres desde el miércoles y si se cuenta con este sábado, el Córdoba Patrimonio de la Humanidad. Su preparador, Josan González, ha elevado el grado de exigencia tras los primeros encuentros, siempre con cuidado en el apartado físico, y del mismo modo su confianza pública en el equipo. Cree, y así lo ha indicado, que al conjunto blanquiverde le resta únicamente mejorar en las decisiones en últimos metros para hacer gol con mucha más facilidad. Porque por ocasiones no es, ya que son bastantes las que suele acumular el cuadro califal en cada choque. Como ejemplo está el duelo con el BeSoccer UMA Antequera de unos días atrás, en la que incluso la madera impidió en alguna ocasión que el balón entrara en la meta contraria. Ese matiz y la necesaria fortaleza en labores defensivas van a ser claves. Quién sabe si con Manu Leal en la pista, por cierto. El capitán ha acortado su proceso de recuperación de la lesión que sufrió en la final de la Copa de Andalucía y el técnico pontano le incluye por primera vez en una convocatoria.

Etiquetas
stats