La compraventa del Córdoba, en situación de bloqueo

Alejandro González, en primer plano, y Jesús León en el palco de El Arcángel | MADERO CUBERO

No hay venta del Córdoba CF. De momento, no. Hasta el próximo día 22 podría variar la situación, aunque todo dependerá de que la sociedad vendedora -Azaveco- acepte las condiciones de pago de la compradora -Aglomerados Córdoba SL- antes de esa fecha. Si no es así, el documento firmado quedará sin validez y la sociedad blanquiverde continuará en manos de Carlos González. La bomba estalló en la capital de España antes del mediodía. Todo estaba fijado para las 12:00. A esa hora, en una notaría de Madrid, debía tener lugar la firma de la escritura y producirse, a todos los efectos, el cambio de propiedad. Sin embargo, los acontecimientos dieron un giro a partir de las 11:30 y la compraventa del Córdoba se encuentra en estos momentos en situación de bloqueo. Las sospechas de una nueva oferta surgieron a lo largo de la mañana, aunque los vendedores se desmarcan de esta posibilidad.

Ausente Carlos González en la cita, fue Alejandro González quien se reunió con Jesús León en la capital de España. El presidente estuvo acompañado por Iván Zaldúa, mientras que por parte de Aglomerados Córdoba SL asistieron el empresario montoreño -quien se perfilaba como próximo presidente blanquiverde- y el aragonés Luis Oliver, que se iba a encargar de la parcela deportiva. Ya ante notario, los vendedores se mostraron contrarios a firmar las escrituras al entender que el modo de pago -cheques bancarios- no les ofrecía las suficientes garantías, por lo que pidieron el pago al contado. Como esa opción no fue posible, ambas partes se levantaron de la mesa. Hoy se debían aportar dos millones más en la operación -se presentaron dos cheques, de un millón cada uno-, dejando los 5'5 pendientes para el próximo junio. Sobre ese aspecto, la parte vendedora ha dejado expresadas sus dudas sobre la garantía de ese pago. La operación quedó rota.

Así las cosas, el cambio de manos en la propiedad se rompe en un momento clave y de manera inesperada para los compradores frustrados. Jesús León y Luis Oliver ya entregaron un millón de euros como primer pago y este miércoles debía realizarse el segundo, que no llegó a materializarse y que fue el detonante de la ruptura al entender el accionista mayoritario -Alejandro González, actual presidente, representó a la sociedad- que no se cumplían unas condiciones de “credibilidad” y “fiabilidad” en los cheques. ¿Qué sucederá a partir de ahora? El Córdoba CF SAD queda en una situación crítica, inmerso en una inestabilidad que condiciona todas las actuaciones. ¿Qué sucederá con el mercado de fichajes? ¿Quiénes tomarán las decisiones a partir de ahora? El próximo 22 de enero está fijada la junta de accionistas en la que se iba a escenificar el cambio de la propiedad. Ahora todo está en el aire. Como el propio Córdoba CF. Esta misma tarde, a partír de las siete, León y Oliver ofrecerán una rueda de prensa en un hotel del centro de la ciudad para explicar la situación.

Etiquetas
stats