Córdoba CF Crónica
Mejora insuficiente del Córdoba CF

Marcador Córdoba CF - AD Ceuta CF

0

Nueva fecha clave la que tenía por delante el Córdoba CF en su vuelta a El Arcángel. La victoria cosechada en su último duelo como local ante la Cultural Leonesa no pudo verse replicada en la visita de los blanquiverdes al CF Talavera, donde volvieron a ofrecer su versión más gris y plana en el Estadio del Prado. Sin embargo, el punto cosechado ante el combinado cerámico prendía, aunque brevemente, la mecha de la ilusión de volver a encadenar varios resultados positivos consecutivos. Así, tocaba el turno de que la AD Ceuta, el equipo más en forma de todo el fútbol español -cinco victorias consecutivas y seis encuentros sin perder- visitase el feudo blanquiverde para batirse en duelo con el Córdoba CF.

Los pupilos de Germán Crespo volvieron a ofrecer una de sus mejores versiones en la puesta de largo en el coliseo ribereño. Intensidad, presión, movilidad, determinación y ganas de impresionar. Esos fueron los ingredientes para volver a ganarse a una hinchada blanquiverde que, pese a ver a su equipo fuera de play off por primera vez en toda la temporada, no cesaron en sus ánimos a la escuadra blanquiverde. No tardaría en corresponderlo el equipo, ya que al minuto tres de juego, Kike Márquez tendría en su bota izquierda la primera buena oportunidad de abrir el marcador, pero su tiro, mordido, no supuso peligro para Tomás Mejías.

El Córdoba CF atosigaba a una AD Ceuta FC que achicaba aguas y trataba de salir al contragolpe. Habría que esperar al doce de juego para ver el primer tiro a puerta del partido, firmado por Javi Flores tras una buena jugada de combinación entre Simo, Kike Márquez y el capitán blanquiverde. Por su parte, el extremo hispano-marroquí volvió a mostrar su mejor versión, convirtiéndose en un verdadero quebradero de cabeza para la defensa caballa. Y, si por la izquierda creaba peligro Simo, por la derecha, la dupla Puga-Carracedo no se quedaba atrás, protagonizando innumerables internadas por banda que no alcanzaron a encontrar rematador. También reclamarían los jugadores blanquiverdes dos penaltis en el área ceutí, pero el colegiado no señaló ninguno de ellos.

Sin embargo, el Ceuta también tendría algo que decir en el partido. De esta manera, en el minuto 23, avisaría de su peligro con un lanzamiento lejano de Ñito González que se marchó lamiendo el palo largo de Carlos Marín. Los de Germán Crespo responderían inmediatamente después con la más clara del partido, una doble ocasión protagonizada por Kike Márquez y Carracedo que desbarataría en ambos casos Tomás Mejías. Seguiría intentándolo con empeño el conjunto blanquiverde, pero, contra todo pronóstico, el primer tanto del partido lo firmaría un excordobesista. No podía ser otro que Rodri Ríos el que abriese la lata, rematando certeramente un centro lateral, mandando el balón al fondo de las mallas. La celebración le costó una tarjeta amarilla y una pequeña tangana, que supondría un añadido de cinco minutos. Y, justamente en ese añadido, llegaría la ecualización blanquiverde para delirio colectivo. Un gran centro de Carracedo, esta vez sí encontraba en Kike Márquez un rematador, mandando con la testa el balón a la red y colocando el 1-1 en la última jugada de la primera mitad.

El paso por vestuarios no modificó ni un ápice el trascurso del duelo. Si acaso, sirvió para que Germán Crespo reordenase a los suyos y estos estableciesen un dominio aún más claro frente a un Ceuta estéril y que se limitaba a despejar las acometidas blanquiverdes. No pasarían ni cinco minutos para que de nuevo volviera a prodigarse en ataque un inconmensurable Calderón, que penetró en el área con un eslalon y cedió atrás a Willy, pero este, con el exterior del pie, no acertó a superar a Mejías. La confianza fue creciendo con los minutos entre los locales, que gozarían de otra gran ocasión en el minuto 55 de juego, firmada por Gudelj y que levantó a todos los espectadores de sus asientos puesto que el central se sacó de la chistera una chilena que obligó a Mejías a emplearse al máximo.

Con los cambios, Germán Crespo modificó su esquema, otorgando más poderío físico en el centro del campo con la salida de Caballero, así como una doble punta formada por Casas y Willy. Así, los blanquiverdes enlatarían a los caballas en su propio campo, y, aunque el sistema de doble punta no duraría mucho, la entrada de Canario por Puga supondría un carril diestro formado por extremos en busca de la victoria. Los ceutís, por su parte, buscaron hacer daño al contragolpe, pero no lograron en ningún momento incomodar a un insólito Carlos Marín.

Los últimos minutos se resumieron en un acoso y derribo blanquiverde sobre el área de la AD Ceuta, pero sin atino en el remate de los atacantes blanquiverdes. Quizás la más clara de estos últimos minutos la tendría Gudelj, en un lanzamiento de falta desde la frontal que se estrellaría en la barrera caballa. Sin embargo, las innumerables pérdidas de tiempo de los visitantes hicieron que el juego brillase por su ausencia en el tramo final del partido, privando así al Córdoba CF de más ocasiones para tratar de confirmar la remontada. De esta manera, en uno de los mejores partidos de los blanquiverdes del año 2023, el reparto de puntos sería inamovible.

Mejora de sensaciones y de juego de un Córdoba que lo intentó todo frente al Ceuta, que llegaba a El Arcángel con la vitola de ser el equipo más en forma de todo el fútbol español. Sin embargo, la falta de acierto en los últimos metros condenó, de nuevo, a un conjunto blanquiverde que acabará la jornada virtualmente fuera de los puestos de play off, debido al goal average particular con el RC Celta de Vigo B. Así, los blanquiverdes tratarán de resarcirse la próxima jornada en una nueva crucial visita, esta vez ante el Algeciras, antes de recibir en El Arcángel a un rival directo como el Racing de Ferrol.

Etiquetas
stats