Una calculadora abierta a muchas posibilidades

Willy, en plena acción de un partido en El Arcángel

La calculadora sigue echando humo. A pesar de tener una de las plantillas más caras de toda la Segunda B, el Córdoba no ha parado de hacer números a lo largo de toda la temporada debido a que casi en ningún momento ha dependido de él mismo para conseguir los objetivos propuestos en pretemporada. Por ello, la presente campaña ha sido catalogada como un auténtico fracaso y ahora toca hacer el trabajo en apenas tres citas ligueras. Aun así, el club blanquiverde vuelve a depender de lo que hagan tanto Balompédica Linense y Sevilla Atlético, unos competidores que han mostrado ser más regulares en todo el campeonato regular. Sin embargo, todos estos cálculos mostrados a continuación podrían quedar en nada si la plantilla cordobesa no logra vencer a Tamaraceite, Balona y Cádiz B en las últimas tres jornadas ligueras, registro difícil de conseguir si se mantiene la tendencia negativa mostrada a lo largo de la segunda fase.

Empezando por el rival que aún tiene que recibir al Córdoba en la Línea de la Concepción, la Balompédica Linense tiene el camino mucho más despejado que el resto de sus rivales más directos. Los chicos dirigidos por Antonio Calderón lograron vencer al club blanquiverde (1-2) y al Sevilla Atlético (3-1) a lo largo de esta segunda fase. Estos resultados han hecho que el conjunto gaditano pueda certificar su presencia en Primera RFEF si vence al Murcia en el Estadio Enrique Roca o incluso si el cuadro cordobés no consigue la victoria en su enfrentamiento ante el Tamaraceite en El Arcángel. Sin embargo, y si no consigue doblegar al equipo pimentonero, la Balona tendría un calendario muy complicado, recibiendo en su propio campo a los pupilos de Germán Crespo y viajando hasta Sevilla para enfrentarse al filial hispalense, en lo que sería una última jornada de auténtico infarto.

Por otro lado, el segundo equipo sevillista también tiene una situación bastante favorable con respecto a la entidad califa. El plantel comandado por Paco Gallardo depende de sí mismo para certificar su participación en Primera RFEF para la próxima temporada merced a su gran final de primera fase. Aun así, el empate conseguido ante Tamaraceite en la Ciudad Deportiva José Ramón Cisneros (0-0) y la posterior derrota frente a la Balompédica Linense (3-1) les ha generado numerosas dudas a un plantel hispalense que deberá ganar mínimo un partido y no cosechar ni una sola derrota para estar la siguiente campaña en la tercera categoría del fútbol español. Con el fin de lograr el objetivo, el Sevilla Atlético recibirá en el Estadio Jesús Navas al Cádiz B y a la Balona para terminar la segunda etapa del curso regular, aunque tendrá que viajar entre estos dos encuentros hasta las Islas Canarias para enfrentarse al Tamaraceite en el Estadio Juan Guedes.

Aunque el Tamaraceite es el tercer equipo que depende de sí mismo para lograr una plaza en Primera RFEF, el Córdoba puede doblegarlo de ganar sus tres últimos partidos de la segunda fase. Sin embargo, los chicos de Germán Crespo, como era de esperar, deberán mirar lo que hacen tanto Balompédica Linense como Sevilla Atlético en esta recta final del campeonato regular. Los blanquiverdes deben hacer nueve de nueve puntos y que el conjunto gaditano, como mínimo, pierda dos partidos y empate uno para superarlos. Por otro lado y siendo esta la opción más viable, el filial hispalense debería conseguir los mismos puntos cosechados durante la primera vuelta de la segunda fase -un total de cuatro- y que el club califa consiga, nuevamente, nueve de nueve en las últimas jornadas. Una calculadora que da posibilidades aún, pero un tanto remotas viendo la dinámica negativa del cuadro cordobés.

Etiquetas
  •   /  
  • CCF
Publicado el
22 de abril de 2021 - 13:56 h
stats