Carlos González: “¿Alguien piensa que la Federación va a admitir esto?”

Carlos González, en la Ciudad de la Justicia de Córdoba | MADERO CUBERO

Los acontecimientos se suceden de manera tan vertiginosa que a veces se solapan. Es lo que ha ocurrido muy claramente este martes, día en que la información se ha ido produciendo de forma casi torrencial. Dentro de este panorama, una de las partes en lo que concierne al futuro del Córdoba ha expresado su rotunda oposición al proceso de venta de su unidad productiva. Ha sido Carlos González, expropietario de la SAD a punto de ser antigua, que ha dejado clara su postura sólo unos minutos antes de que hubiera auto del Juzgado de lo Mercantil número 1. Sus palabras sirven igualmente de reacción, dado que en ese momento ha sido posible intuir el desenlace.

"Llegaremos hasta el final. Esto es en lo civil, penal y contencioso administrativo", ha expresado el tinerfeño acerca de la unidad productiva del Córdoba. A esa hora todavía no estaba autorizada finalmente a favor de Infinity pero sí se preveía que lo estuviera. Todo a pesar de que el auto del juez Antonio Fuentes que el pasado lunes autorizaba la subasta del club -de su parte generadora de actividad- había recibido recursos tanto de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) como del propio Carlos González, tal y como adelantó El Día de Córdoba en el último caso. Ante el panorama, el canario, que no ha podido dedicar mucho tiempo a la entrevista por compromisos, ha optado por no mostrar claramente su visión.

El que fuera dueño del Córdoba, por parte de Azaveco y con su mayoría accionarial en discusión judicial, ha instado a movimientos en Juzgados. "Para hablar… me reservo a ir a los tribunales, si no…", ha apuntado. Eso sí, ha solicitado a los administradores del club "que dejen de engañar a la gente". "El tiempo de los esclavos ya ha acabado. Que los jugadores estén aquí no significa que tienen que seguir por obligación en el equipo. Los jugadores no van a firmar. Seis ya tienen ofertas de Segunda", ha expuesto.

De esta forma, Carlos González ha mostrado una total oposición al proceso iniciado (y continuado instantes después de la entrevista) por el Juzgado de lo Mercantil número 1 de Córdoba. Ya lo había hecho con el recurso a los dos autos de su titular, el juez Antonio Fuentes. "¿Alguien piensa que la Federación lo va a admitir?", ha planteado de forma retórica después de que la RFEF planteara alegaciones de reposición con argumentos muy contundentes. Precisamente ésta es la gran duda que surge a esta hora de un martes más que intenso.

Además, el tinerfeño ha hecho hincapié en un hecho adelantado por ABC Córdoba: su intención de dialogar con los administradores judiciales del Córdoba en pos de hallar otra solución. No en vano, Carlos González considera que el proceso efectuado trae consigo la desaparición de la entidad hasta ahora conocido. "Hicimos una oferta con una autoridad municipal como intermediaria para sentarnos a hablar y no quisieron. Lo que dijimos es que no íbamos a poner un euro mientras no se aclarara la situación y que lo más importante es el club", ha asegurado. Vista su postura, resulta fácil saber que para el canario lo ocurrido "es una vergüenza".

Etiquetas
Publicado el
26 de noviembre de 2019 - 17:47 h