Pablo Orozco: "Mi valoración para el colectivo es de notable"

Pablo Orozco, en un partido del Folder Maristas.

Hacer de casa un fortín. Muchos equipos lo intentan, pero no todos lo consiguen. En la primera temporada completa marcada por el coronavirus, los equipos más modestos han conseguido reponerse en cierta manera y disputar sus respectivas competiciones con relativa normalidad. Así, uno de los varios equipos de baloncesto de la capital cordobesa, Folder Maristas, también ha conseguido la salvación en la N1 Nacional, sobre todo, haciéndose fuerte en su pabellón pero siendo algo irregulares en su visita a los feudos rivales. Pablo Orozco, entrenador del cuadro califa, atiende a CORDÓPOLIS para examinar el rendimiento de su conjunto a lo largo de la temporada.

El técnico cordobés alaba la conjunción perfecta entre deportistas curtidos y los que se encuentran en la plena juventud, todo ello en el plantel de esta temporada, señalando que "el rendimiento del equipo en líneas generales ha sido positivo. Jugadores veteranos han aportado su experiencia, jugadores más jóvenes han ido adquiriendo madurez a medida que avanzaba la temporada y así han formado un grupo capaz de poder competir con cualquier equipo de esta liga. Es muy importante la posibilidad de que los jugadores jóvenes puedan ir de la mano de los veteranos para competir en cada partido, ya que les aporta confianza, tranquilidad y les hace crecer y aumentar su confianza en el juego", apostilla a este periódico.

La confianza en el colectivo, en cualquier caso, ha sido una de las bazas que ha jugado el Folder Maristas esta temporada, sobre todo, cuando ha ejercido de anfitrión. Orozco asevera que "nuestro grupo, cuando las circunstancias lo han permitido, ha sido muy compensado en todas las líneas, y se ha notado, sobre todo, en la segunda vuelta. Tenemos jugadores muy completos en cada puesto y rotaciones aseguradas que nos han permitido hacer un juego rápido e intenso en defensa". Como a todos los deportes, el coronavirus ha hecho mella, ejerciendo protocolos sanitarios para evitar contagios y, por encima de todo, brotes que se extendieran a toda la plantilla. "La temporada ha sido muy complicada, por el entorno Covid que, si bien la organización ha estado perfecta en cuanto a la aplicación de protocolos y medidas preventivas, así como aplazamientos de partidos con jornadas previstas para ello, ha supuesto parada de entrenamientos por confinamientos, aplazamientos de partidos, ha sido complicado mantener ritmo de juego, etcétera", desarrolla el preparador de Maristas. Con todo a favor y en contra, "mi valoración para el colectivo es de notable", confiesa Pablo Orozco, que agrega que "hemos demostrado potencial, pero nos falta consagrar, sobre todo fuera de casa, que aún estamos con falta de confianza, sobre todo en los más jóvenes".

A partir de ahora y ya con esta campaña finalizada, el entrenador de Folder Maristas expresa con sinceridad que "uno de mis objetivos a principio de temporada era el que los más jóvenes creyesen en sí mismos para poder jugar en esta liga y, en ese sentido, estoy satisfecho. Sin embargo, me hubiese gustado que hubiésemos terminado todos los que empezamos y que, por unas razones u otras no ha sido así". Respecto al próximo curso, Pablo Orozco no se moja y declara que "somos un club de cantera y dependemos de muchos condicionantes" pero que, a la vez "base sobre la que crecer existe".

Etiquetas
Publicado el
21 de abril de 2021 - 05:10 h
stats