Adiós a la derrota, sean bienvenidos los puntos

Los jugadores del Córdoba celebran un gol ante el Numancia. | MADERO CUBERO
El Córdoba encadena seis duelos sin perder más de un año después de que, con Ferrer, sumara ocho e iguala su mejor porcentaje de puntuación en Segunda A (16 de 18) desde 2000

De repente, cae en el olvido. Acostumbrado a convivir con ella más de lo debido tras el paso por Primera, el Córdoba levanta la mano para despedirla. Al menos de momento. Deseado desde tiempo atrás, tanto en el club como en la afición, es el adiós –o hasta luego, porque en el fútbol nada dura para siempre– del conjunto blanquiverde a la derrota. La que fuera su compañera el pasado curso es en la actualidad una gran desconocida, lo que permite una de las mejores dinámicas de los últimos tiempos por estos lares. En la relación entre puntos disputados y obtenidos es la más destacada en Segunda A de la última década, pues para ver una racha parecida, en la que el cuadro califal consiguiera sumar 16 de 18, hay que colocar la mirada en el comienzo de la campaña 2000-01.

El banquillo del Córdoba lo ocupaba entonces Pepe Escalante. Tras un inicio marcado por las dudas, muy similar al de esta temporada, el equipo se rehizo y logró encadenar cinco triunfos y un empate. Estuvo seis jornadas invicto, hasta que apareció el Elche, y llegó a sumar en el Calderón. Fueron los días en los que el cuadro blanquiverde subió a lo más alto de la tabla en la división de plata. Era líder, aunque poco tiempo duró aquella alegría. Sea como fuere, lo cierto es que desde aquel curso no conseguía el conjunto blanquiverde una racha de puntuación tan positiva como ésa. Como la que el pasado domingo, tras vencer al Numancia, alcanzó el equipo que dirige José Luis Oltra. Con todo, el técnico volvió a lanzar un mensaje de prudencia, ya que la euforia suele ser un arma peligrosa. “No podemos sacar pecho, porque en esta categoría te lo hunden rápido”, advirtió el valenciano después del duelo con los sorianos.

No está de más el aviso del preparador califal, que hasta el momento es capaz de obtener el máximo rendimiento a una plantilla en la que, insiste desde el primer día, confía plenamente. Pero que sin embargo necesitó llegar a la cuarta jornada liguera, y con un partido de Copa con mal desenlace de por medio, para tomar el buen rumbo y decir adiós a la derrota. En ese sentido, el Córdoba atraviesa una de sus mejores situaciones de los últimos tiempos. Acumula seis encuentros oficiales sin perder, una circunstancia que, a todas luces, no se cumplió en Primera. Debido al calvario sufrido en la élite, la última vez que el equipo se mantuvo tanto tiempo sin ceder ante un rival fue al final de la temporada 2013-14. Con Ferrer en el banquillo, los blanquiverdes encadenaron ocho partidos sin caer, pero fueron cuatro de Liga –los últimos– y los cuatro de play off. Entonces, abundaron más los empates que las victorias, pero por todos es conocido como acabó aquella campaña.

Etiquetas
stats