“Abandono esto porque el club no sé hacia dónde puede tirar”

López Garai, en su despedida del Córdoba CF. FOTO: MADERO CUBERO
López Garai se despide del Córdoba para irse a un Sporting de Gijón “que tiene más opciones de ascenso a Primera”

Le acompañaron un buen puñado de seguidores incondicionales de su figura, además de su compañero y amigo Alberto García, que podría seguirle en el camino hacia Asturias. Dos hombres de peso que se van. Con contrato en vigor, pero con las expectativas cortadas en la que ha sido su casa, Aritz López Garai dijo adiós. Ya se conocían todos los detalles de su marcha, que empezó a gestarse en el momento en que las opciones del Córdoba de jugar el play off se iban por el desagüe. Fue después de dos jornadas con Esnáider. “No voy a ser un lastre para el club, a pesar de tener contrato”, dijo entonces. Y como López Garai tiene el desafío personal de conseguir un ascenso a Primera División, llega a un acuerdo para romper su vínculo con el Córdoba y se va a donde puede conseguirlo. Así lo ha entendido, así lo ha sentido y así ha actuado. Un alarde de coherencia. “Siendo claros, el Sporting tiene más posibilidades. No sé si el Sporting el año que viene va a quedar el catorce y el Córdoba el segundo. Ojalá el Córdoba ascienda, pero el Sporting es un club más preparado hoy en día. Una de las decisiones que he tomado es intentar ascender allí”, ha explicado ante los periodistas el mediocentro de Barakaldo, uno de los pilares de la formación blanquiverde en las dos últimas temporadas. Ahora se vestirá de rojiblanco dos temporadas. Refuerza a un equipo que, según la hora de ruta marcada por el club, será un rival directo.

¿Y el Córdoba, qué? “Creo que van a ser ambiciosos, porque el presidente así lo es, pero Gijón me da el aliciente extra de que puede tocarle subir en cualquier momento. No sé si acertaré o no, pero las decisiones hay que tomarlas. Venir aquí era una decisión arriesgada de donde vine y cuando vine, ahora me voy y espero acertar”, ha dicho. “Creo que mi etapa en Córdoba había acabado. Del equipo al que llegué no quedará el año que viene prácticamente gente, entrenadores con los que he convivido y compañeros. Hay un momento en que hay que saber decir hasta aquí”, ha añadido con cierto pesar. “Ahora abandono esto en un momento en el que el club no sé hacia dónde puede tirar ni cuáles van a ser sus objetivos”, ha dicho el centrocampista, que llegó procedente del Celta y que a los 32 años aspira a “crecer personal y profesionalmente” en Gijón.

López Garai ha admitido que la recién concluida temporada fue un cúmulo de frustraciones, tanto en lo personal como en lo colectivo. “No hubo el feeling necesario para buscar un ascenso, porque cuando no se está unido es imposible”, ha dicho, apostillando que “es imposible conseguir un ascenso con tanta crispación”. El vasco ha sufrido en primera persona los desencuentros con ciertos sectores del cordobesismo, unos episodios que le han generado tristeza. “Ha habido gente que me ha machacado sin motivo y creo que hay que valorar las cosas. Yo no digo que sea un Maradona ni un Zidane, pero mi estancia en Córdoba a nivel profesional al menos no es para pegarme tantos palos como me ha dado gente que me critica en demasía. Pero al fin y al cabo me quedo con la gente que me quiere y que me ha demostrado su apoyo”, ha manifestado.

Etiquetas
stats