Vanesa Martín y su baile con la vida en la Axerquía

Vanesa Martín en el Teatro de la Axerquía | MADERO CUBERO
La cantante y compositora malagueña ofreció su pop intimista en pleno festival del mayo cordobés

Tiene el suficiente recorrido, artístico y vital, como para entrar casi sin pedir permiso en el alma de quienes la escuchan cantar. Vanesa Martín ofreció a sus seguidores habituales lo que de ella se puede esperar, que no es poco. La malagueña lleva más de una década en los escenarios y sabe tocar las teclas emocionales justas en el momento correcto. En su aparición el teatro de La Axerquía se mostró cálida y cercana llevando los temas de su último trabajo, “Crónica de un baile”, a un auditorio heterogéneo. Su público no lleva etiquetas y se percibe que la mayoría no es ocasional. Quien lo prueba, repite. Vanesa interpreta cada tema como si fuera nuevo, ya se trate de una composición de sus inicios, de aquel “Agua” que le produjo el visionario Carlos Jean, o una de sus creaciones más recientes.

Enmarcado dentro de los conciertos extraordinarios del Festival de los Patios, el de Vanesa Martín resultó emocionante. El pop intimista de la andaluza ha ido enriqueciéndose con nuevos matices, madurando para convertirse en más adulto. Paradójicamente, las letras han ganado en sencillez y cercanía. “Sin saber por qué”, el single extraído de su último disco, publicado el pasado mes de septiembre, provocó los momentos de mayor conexión con sus seguidores. Pero hubo más. Las referencias autobiográficas de las letras de Vanesa, su capacidad para conectar a través del detalle, dan a sus canciones un sello muy personal y reconocible. La autora repasó prácticamente al completo un “Crónica de un baile” que representa una entrada en una nueva etapa, con temas de mayor impacto instrumental y fusión de estilos, que la propia Vanessa definió como “una exaltación del vivir”.

Etiquetas
stats