Teatro Avanti apuesta por la risa en su nueva programación para combatir la pandemia

Presentación de la nueva temporada de Teatro Avanti | MADERO CUBERO

Septiembre también regresa a Teatro Avanti y, con él, una nueva programación que tendrá la risa como protagonista principal para combatir la pandemia del coronavirus. Una vez declarado el estado de alarma, el teatro tuvo que cerrar sus puertas, dejando en el tintero la celebración del Festival de Títeres y la representación de un par de obras. Conforme avanzaban los días, las suspensiones de las funciones propias se fueron sucediendo hasta que la actividad cultural finalizó totalmente. Mientras tanto, los promotores decidieron poner en marcha varias mejoras del teatro que podrán disfrutarse a partir del próximo viernes.

En la presentación de la nueva temporada, Julián Molina ha recordado que, antes del confinamiento, ya se notaba una cierta recuperación del sector cultural, apreciándose una mayor asistencia de público. Sin embargo, Avanti sufrió hasta 60 cancelaciones desde los meses de abril hasta agosto. Algunas colaboraciones con el Ayuntamiento de Córdoba permitieron durante el verano acercar el teatro a la sociedad cordobesa a través de espectáculos en plazas.

Así, con la actividad cultural suspendida, el parón de seis meses sirvió para realizar las obras que los promotores de Avanti habían postergado en otras ocasiones, tanto por falta de tiempo como de presupuesto: se han colocado paneles en todo el techo, facilitando una mejor acústica y se han modificado los cuadros de sonido y la iluminación de acuerdo al ahorro energético.

Sobre la nueva programación, Molina ha apuntado que la mayoría de las obras estarán enfocadas a la risa para que el público “viva un ambiente distendido” y olvide durante un rato la pandemia que ha puesto en jaque al mundo. En total se ofrecerán, hasta el mes de diciembre, 30 espectáculos diferentes de los que se harán 43 representaciones. La temporada comenzará como acabó, con la obra Jodidas pero contentas (el próximo viernes y sábado), una reflexión divertida sobre la complejidad de ser mujer, de lo exigente, y mil veces contradictorio del rol femenino. El domingo será el turno para lo más pequeños con un espectáculo de magia, humor, fantasía y música a cargo del Mago Alúa.

Para Eli Sánchez, protagonista de Jodidas pero contentas, la representación del próximo fin de semana supone “empezar de nuevo y con la misma ilusión” y ha invitado al público adulto a ver la obra, “que supone una exaltación de lo que es ser mujer”. Lejos de lo que pudiera pensarse, Sánchez ha señalado que la función no está dirigida sólo a las mujeres, sino también a los hombres, “para que empaticen en momentos como la maternidad”.

El fin de semana que viene volverá a Avanti el dúo compuesto por Manolo y Javier con Qué buena suerte tengo pa to; el viernes 2 de octubre llegará el periodista y humorista José Luis Calero y su espectáculo Mi gran noche de humor; el sábado 3 de octubre, Marcos Arizmendi presentará su sátira Hoy no me puedo acostar y el domingo 4 de octubre, el público familiar podrá disfrutar de La vida de los salmones. Entres las propuestas para la nueva temporada se encuentran también los festivales Avantelón, que recupera a artistas vinculados a Córdoba, y Cirkómico. El aforo ha quedado reducido al 50%, permitiendo la asistencia de unas 140 personas entre las que se mantendrá la distancia de seguridad. Además, el uso de gel hidroalcohólico y de mascarillas será obligatorio.

Por otro lado, Avanti está trabajando para retomar la programación escolar y las escuelas de música, danza y teatro. En este sentido, Molina ha querido hacer hincapié en que el teatro “es un espacio seguro” para la sociedad cordobesa y ha incidido en la importancia de la cultura en esta vuelta a la normalidad.

Etiquetas
stats