De los tablaos a cantar en la calle: el viaje de la cantaora cordobesa Isa Jurado

Isa Jurado cantando en un tablao

Antes de que estallara la pandemia a la cantaora cordobesa Isa Jurado le iban bien las cosas. Como muchos otros cantaores, tocaores o bailaores de tablao, el trabajo no le faltaba, viviendo como vivía Córdoba un idilio con el turismo. Una semana de marzo, hace poco más de un año, su mundo se vino abajo.

Del escenario al andamio: la triste seguiriya de los flamencos de tablao tras el Covid

Del escenario al andamio: la triste seguiriya de los flamencos de tablao tras el Covid

Jurado, discípula de El Pele y ganadora del premio Fosforito en el Certamen de Jóvenes Flamencos 2018, pasó de cantar prácticamente todos los días en tablaos, peñas, festivales y fiestas privadas, a estar encerrada en su casa, sin un horizonte profesional claro. Para su suerte, estuvo unos meses en ERTE, puesto que el tablao Doble de Cepa contó con ella como trabajadora cuando tocó echar la persiana durante el estado de alarma. Pero el ERTE no es para siempre.

El cante, sin embargo sí. Así que, tras probar suerte como comercial y descubrir que no era lo suyo, surgió una opción que nunca se había planteado: la de cantar flamenco en la calle.

La tabla de salvación: una licencia de músico callejero

La idea partió de su amigo Paco Record Jr, bajista de la banda Skygrand Pagers y músico de sesión de proyectos como Paco Montalvo, Estirpe o El Duende Callejero. Fue él quién le propuso a Jurado y a otros dos músicos usar su licencia como músico callejero para tocar flamenco en la calle.

El resultado son Los Bodys, un proyecto de flamenco fusión del que también forman parte el guitarrista flamenco Ángel Dobao (ganador del Premio a la mejor guitarra de acompañamiento en el Certamen de Jóvenes Flamencos) y el batería Albert Hernández, que ha acompañado a músicos como David Pastor y que ha tocado en países como Japón, Francia, Italia y Marruecos.

Todos los miembros de Los Bodys comparten la misma situación de partida: "Llevamos ya un año parados y la cosa no mejora. Y todos los ingresos que teníamos nos lo habíamos ventilado", explica Jurado a Cordópolis. La cantaora viene de cantar en el centro junto al grupo, y no esconde que esto no entraba en sus planes.

"Nunca me había imaginado tocando en la calle porque con esto de los tablaos siempre teníamos trabajo. Pero me gusta. La gente se para, nos están saliendo más cosas y resulta que me gusta", señala la cantante, natural de El Carpio, y que lleva un mes felizmente ejerciendo como música callejera.

Flamenco ligero y versiones de Alejandro Sanz, Niña Pastori o Manzanita

En el repertorio de Los Bodys, nada demasiado solemne; flamenco ligero y versiones de Alejandro Sanz, Niña Pastori o Manzanita: "En la calle no te vas a poner a cantar por soleá porque eso la gente no lo entiende. El flamenco más tradicional es para un público más especializado y no todo el mundo entiende el cante por soleá o el cante por seguiriyas", relata Jurado, que por supuesto no renuncia a volver a los escenarios en cuanto la situación sanitaria lo permita.

Aunque no de cualquier manera. "Ahora me llaman para ir y las condiciones son lamentables. No hemos cambiado nada. La pandemia no ha servido para nada. Yo tuve suerte porque estuve en ERTE, pero la mayoría de mis compañeros se quedaron en la calle sin cobrar nada", afirma la cantaora, que lamenta que, un año después, los tablaos siguen ofreciendo pagos "en negro y sin alta en la seguridad social".

Unas condiciones que no se diferencian demasiado de las que tiene ahora, cantando en la calle con sus amigos seis días en semana, en cualquier rincón de Córdoba. "La verdad es que no paran de salirnos cosas desde que hemos empezado a tocar en la calle", sentencia Jurado.

Etiquetas
Publicado el
3 de abril de 2021 - 05:00 h
stats