Skygaze: “Soy partidario de traicionarme y evolucionar”

Skygaze, en La Rambla | JUAN VELASCO

"Ante todo soy arquitecto, no músico", explica Jaime Tellado, una de las más firmes realidades de la música electrónica española desde que se arrancara a componer y editar un buen puñado de referencias bajo el alias de Skygaze. Y tiene sentido cuando uno escucha sus composiciones, robustas piezas de arquitectura electrónica que beben de muchos géneros y artistas, pero que suele construir a partir de la emoción.

Skygaze ha estado este fin de semana por primera vez en Córdoba, en el marco del décimo aniversario de Aptitudes Sonoras, que se ha celebrado este sábado en los Jardines de Andalucía de La Rambla. Su paso por esta cita musical, a donde ha traído su propuesta en directo, pilló por sorpresa a gran parte del público congregado en el evento, que no esperaba tal torrente de creatividad.

PREGUNTA. Me consta que has pasado por Sevilla no hace mucho y que hay un grupo quizá pequeño pero ruidoso aquí en el sur que te sigue. ¿Cómo se afrontan los directos por esta zona?

RESPUESTA. Pues la otra vez que vine actué en la Sala Cosmos y preparé un concierto basado en House, Techno, Acid... Un repertorio más apto para tocarlo a las 3 de la mañana. En Aptitudes no quería hacer lo mismo porque las características del evento son diferentes. Normalmente, suelo tener dos o tres tipos de directo preparados ya que actúo en eventos de diferente índole y lo que procuro es adaptar mi música a cada situación.

P. Existen ciertos prejuicios a la hora de plantear los bolos en función de donde toques. Tipo, para este público llevaré algo más festivo…

R. La verdad es que sí. Llevo ya unos años en esto y desde hace un par de años suelo preparar a principios de año 2 o 3 tipos de set y me decido a tocar uno u otro en función del evento.


P. En la actualidad trabajas para un banco de sonidos, pero de formación eres arquitecto. ¿Cómo has compaginado ambas parcelas de tu vida?

R. Ahora mismo estoy mas centrado en la música, pero no pierdo interés por la arquitectura y todo lo que ocurre en ese mundo. Hago de vez en cuando cosas de arquitectura pero hace 2 años que empecé con las librerías de sonido y entre eso y los conciertos y algún trabajo esporádico relacionado con la música mantengo mi tiempo ocupado. Me hace feliz y me reporta los ingresos necesarios, así que estoy haciendo poca cosa de arquitectura últimamente, lo que no quita que algún día vuelva a ella de una manera más continuada, de hecho tengo unos cuantos concursos y proyectos en mente para los que espero tener tiempo.

P. ¿Qué dinámica de trabajo llevas en el banco de sonidos? ¿No te afecta tampoco a la hora de producir tu propia música? Yo soy periodista y creo que difícilmente sería capaz de ponerme a escribir una novela cuando termino de trabajar.

R. Produzco packs de 20 canciones o ideas en formato MIDI y aptas para softwares como Ableton o Maschine y Hardwares como MPC. En referencia a si me afecta cuando produzco mi propia música pues la respuesta es no. De hecho, me ayuda para la producción de mi música porque genero una librería propia inmensa y además algunos de los temas que saco en formato librería acaban saliendo como Skygaze también, así que todo son ventajas. Ademas la marca para la que trabajo (Hellosamples) tiene una línea editorial basada en la calidad de su producto, así que cada lanzamiento se cuida al máximo.


P. ¿La constante es el cambio para Skygaze?

R. Bueno, es que escucho muchos palos diferentes y si bien hay géneros que no acabo de tolerar hay otros muchos que me apasionan y me lo paso muy bien produciéndolos. Creo que en esto hay que evolucionar constantemente ya que (al menos para alguien autodidacta, como es mi caso) el proceso de aprendizaje es constante.


P. ¿Crees que los grandes artistas están obligados a renovarse o a expandir sus límites?

R. El problema de la gente que llega a ser "grande" es que corren el riesgo de encasillarse en su propio sonido, creo que es algo que pasa constantemente en la música y lo podría extender a cualquier disciplina. Una vez que alguien genera una metodología o una manera de hacer que tiene cierto éxito, suele explotarla hasta el infinito. Soy más partidario de traicionarme a mí mismo y evolucionar de manera natural. Te podría poner muchos ejemplos tanto de arquitectura como de música pero uno bien claro es James Holden, que además es el principal culpable de que yo empezara a producir. Si te escuchas un disco de James Holden de principios de siglo y lo comparas con lo que ha hecho en los últimos 5 años ves a un tipo que vive en una catarsis constante, en un aprendizaje y desarrollo constante y eso es algo que admiro mucho.


P. Tu último trabajo es un buen ejemplo de ello. Tiene un tono más reposado, pero yo te he visto hacer House o Techno. ¿A la hora de afrontar la creación o composición trabajas desde una noción estilística o evolucionas también en función de lo que te pide el tema?

R. Cuando me pongo a hacer una canción busco no tener limitaciones estéticas o estilísticas aunque si es cierto que hay unas estructuras concretas y unos rangos de tempos para cada género... suelo intentar desarrollar un lenguaje propio, intentado que el tempo del tema no sea el protagonista.


P. ¿Qué peso tienen las nuevas tecnologías en tu música?

R. Pues mucho peso evidentemente, estoy al día de todas las herramientas que salen y me considero mucho más soft que hard, por sencilla comodidad si te soy sincero.

P. Visto en perspectiva, ¿Cómo valoras la decisión que tomaste de dedicarte a la música?

R. Espero poder compatibilizarlo de verdad con la arquitectura en un futuro no muy lejano porque ante todo soy arquitecto, no soy músico. Lo que creo que está claro es que la situación de la arquitectura al menos en España no es la mejor y menos aún para arquitectos jóvenes. Por lo tanto poner mucho esfuerzo en la producción musical ha sido algo coyuntural, un plan b y a la vez algo que me pedía el cuerpo en este momento de mi vida.

Etiquetas
stats