Rosario Villajos pinta el código de barras climático de Córdoba en Ronda de Isasa

'Warming Stripes' | ALEX GALLEGOS

A apenas unos metros del kilómetro cero del turismo en Córdoba, la Puerta del Puente con la Mezquita-Catedral al fondo, una joven dibuja un muro. Nadie la detendrá, pues no es una grafitera o una desconocida de las que dejan caras de escayola en espacios protegidos en plena noche. Es Rosario Villajos. Es escritora, artista y diseñadora, y durante esta semana un poco meteofriki.

Y es que Villajos está trazando estos días el código de barras climático de Córdoba (y de España) en un muro que hasta hace poco era blanco, ubicado en Ronda de Isasa. Franjas rojas y azules en las que se puede leer la fragilidad y entereza de esta ciudad ante el calentamiento global. Un calendario de rayas que nos dicen todo el camino que hemos andado hasta llegar a donde estamos y en el que se puede adivinar si vamos a poder recoger las migas de vuelta o éstas se van a freír antes de que las encontremos.

La pintura de Villajos forma parte de una acción de Córdoba Ciudad Creativa, los mismos que hace unos años pintaron un carnet de identidad a Córdoba en otro muro en blanco situado en la Cruz del Rastro. En este caso, inspirados por el proyecto Warming Stripes del catedrático en climatología Ed Hawkins, Ciudad Creativa ha querido rascar en la conciencia de los cordobeses, más que en sus filias y fobias.

El resultado es un proyecto artístico que muestra, a través de franjas azules -las buenas- y rojas -las nada buenas- cómo ha afectado el calentamiento global en Córdoba y España. Además del mural, la intervención también dejará un panel para su interpretación en clave pedagógica, así como la edición de postales con el warming stripes de Córdoba y con las temperaturas que ha habido en la ciudad disponibles desde 1960 hasta 2018.

Villajos lleva trabajando en ello desde el pasado lunes y su trabajo concluirá este viernes a las 19:00, dando por finalizada la primera intervención que se conoce que ha llevado las warming stripes a un lenguaje de arte público. Ha sido en Córdoba, además, la primera vez que en cualquier municipio de España este código de barras climático sale de los espacios digitales y llega a la calle.

Etiquetas
stats