La plaza más 'indie' de Córdoba

.

Los indies ya no son lo que eran. Empiezan sus conciertos puntuales, su música suena estupendamente, no se acoplan, respetan cuando son requeridos el descanso de los vecinos, dejan los cascos de sus cervezas en las barras y encima van a los conciertos en familia, con sus niños indies, vestidos como sus padres, con sus camisas hawaianas o de cuadros, sus pelos rizados y sus juegos... indies.

El indie cordobés está dentro de salas de conciertos no muy grandes, por las que han pasado todos los músicos que tienen algo que decir en el sector. Este mismo jueves, Hangar llenaba con Señor Chinarro. Pero este fin de semana hay una plaza donde eso llamado indie que lo es cada vez menos ha puesto una pequeña pica. No en Flandes, sino en la Corredera.

El festival que Cervezas Alhambra ha organizado para homenajear a Medina Azahara y su declaración como patrimonio mundial, Medina Sonora, se convirtió este viernes en el lugar perfecto para que esos indies cordobeses que se reconocen, que van a esas pequeñas salas, que tienen sus espacios, tomasen un lugar tan enorme como es la Corredera, con un tren de conciertos en el que la calidad estaba garantizada. Quizás Maga, superiores a los demás en experiencia y también en calidad, sobresalió. Pero ninguno defraudó. Cada cual con su propio público.

Medina Sonora ha destacado por una pulcra organización. Un gran escenario justo enfrente del mercado de Sánchez Peña comenzó a retumbar música que se escuchaba por todo el barrio, pero que sonaba más limpia que en otros espectáculos. Puntuales todos, a las 18:30 arrancó Ramen, un dúo cordobés. Con el sol aún arriba pero sin calor excesivo, La Corredera se fue poco a poco llenando mientras se sucedían las actuaciones. Casasola a las 19:30, también cordobeses, poperos elegantes, le dieron la mano a Cala Vento, cuyo sonido se mezclaba en Orive con las canciones carnavaleras de Juan Carlos Aragón a eso de las 21:00 de la noche.

Quizás el momento más excepcional llegó con Maga. Los sevillanos, con más de una década a sus espaldas, inundaron la plaza de un solido nítido, nutrido, bien montado, con nuevas experiencias, y también puntuales. Entre trago de cerveza, carreras de niño, y fans en primera fila dándolo todo llegó el turno de Maga, los más nocturnos, a eso de las 23:00 de la noche. Estos murcianos de Estocolmo lo dieron todo en la clausura de la primera jornada de un festival que promete. Si trasciende y se repite por más años.

El Medina Sonora continuará este sábado con The Wheel and The Hammond, Summer Spree, Las Migas, Vallellano & The Gypsy Orchestra y Soleá Morente con Napoleón Solo. Las actuaciones empezarán a partir de las 18:00. La Corredera, ese rincón indie. Aunque sea por un solo fin de semana.

Etiquetas
stats