La lavadora cordobesa del Funk

The Washing Machine en pleno programa de lavado | www.sitoh.es
La macrobanda de origen cordobés The Washing Machine impuso el pasado fin de semana en el concurso de grupos del Festival Imagina Funk

“Buscábamos un nombre que sonara antiguo, que sonara a Motown, pero que al mismo tiempo fuera absurdo”, explica Juanma Domínguez, bajista y alma máter, junto con el guitarrista Luis Casado, de The Washing Machine, la macrobanda de origen cordobés que se impuso el pasado fin de semana en el concurso de grupos del Festival Imagina Funk, el más prestigioso certamen de música de este género que se celebra en España.

Felices, tras haber obtenido en los últimos meses el empujón que necesitaba el proyecto que iniciaron hace varios años,

The Washing Machine están centrifugando su presente a golpe de directo y con la vista clavada en un lanzamiento editorial que está al caer y que los puede colocar en el disparadero de la música negra en España.

¿Pero quiénes son The Washing Machine?

“El núcleo duro somos Luis (Guitarra), Domingo (Batería), Jose Ángel (Trompeta) y yo, y tenemos dos cantantes, Raquel y Esperanza, que son fijas”, explica Juanma sobre un colectivo que sobre el escenario llega a contar a veces hasta con doce miembros, además de sumar la inestimable ayuda del productor Adan Rodríguez, en cuyos locales de ensayo han quemado jornadas interminables.

Porque los Washing comenzaron hace varios años, inspirados por formaciones como Funkadelic, Sly & The Family Stone, Incognito y Jamiroquai, o la española Fundación Tony Manero, pero la juventud de sus miembros y las pocas expectativas económicas (no olvidemos que esto es España, y cualquier tronista saca un disco mientras el talento se consume sirviendo hamburguesas) de abrirse camino con una banda de este género ha hecho que sea un proyecto intermitente que finalmente ha cristalizado en el último trimestre.

Primero vino un bolo fantástico en Pozoblanco, en la Fiesta de la Primavera, donde pudieron comprobar que efectivamente su propuesta “hacía bailar” (“cuello o cabeza, pero hay que hacer que se muevan”, dice Juanma parafraseando al Dj José Frías). Un bolo que les abrió las puertas de uno de los locales de música negra en directo más conocidos de España, Sonora Beach en Estepona, mientras que, por otro lado, se presentaban al concurso de bandas del Imagina Funk por consejo de otro ilustre cordobés de la música con más alma, David Dj (Ennegro Discos).

El resultado fue una victoria en el concurso que ahora carga a la banda de responsabilidad, porque, como explica el bajista, “es un concurso importantísimo, y ahora hay que aprovecharlo”.

El futuro inmediato de esta gran familia pasa por grabar su tema I Let Go, cantado por el vocalista nigeriano David Bello, en vinilo, para lo cual tienen ya sobre la mesa una buena propuesta, y seguir girando para darse a conocer.

Y en este sentido, haciendo bueno el dicho de que “nadie es profeta en su tierra”, se les resiste el bolo en Córdoba.

“En Córdoba la gente apuesta poco por lo que hay, así que, si podemos lo haremos y sino nada, pues cuando alguien le eche huevos”, dice combativo Juanma, contrabajista a su vez de otra gran banda underground cordobesa, Río Muten y los Frescos de Altamira.

Etiquetas
stats