Edgar Burgos: “Lo ideal sería hacer pelis en Hollywood según tus propias reglas”

Edgar Burgos en el bus

Esta es la historia de un director de cine cordobés, millennial (nació en 1981), al que la Filmoteca le dedica este martes una retrospectiva. Su nombre es Edgar Burgos, su productora, Big Shiva, está localizada en Córdoba, donde volvió a aterrizar hace unos años, aunque con lazos en Madrid y Barcelona. Su cortos han recorrido festivales y conquistado premios -algunos rodados en Córdoba-, de ahí que se haya querido mostrar su trayectoria hasta la fecha en su ciudad durante una sesión de hora y media que hará un recorrido por sus últimos trabajos.

Haciendo que ocurra 2006-2018 es su título e incluirá cortos, largos y videoclips. La cita, el martes a las 20 h.

P. ¿No eres muy joven para una retrospectiva?

R. Bueno, no se trata de una retrospectiva tipo “mirad lo que hizo el muerto cuando aún respiraba”, sino de hacer balance personal de estos últimos 12 años. Una excusa para mostrar mi trabajo a gente de Córdoba que aún no lo conoce y poder juntarme con viejos amigos.

P. ¿Qué harás que ocurra el martes en la Filmoteca?

R. La retrospectiva está centrada en trabajos de los 2-3 últimos años, principalmente. Proyectaremos Boyplay (2017), mi último cortometraje. Moz & I (2016), un documental musical sobre Morrissey y la cultura fan. Videoclips de Niño de Elche y Noctiluca (2015) y una reel de trabajos realizados entre 2006 y 2015. En total serán 90 minutos, aproximadamente.

P. ¿Cómo tener una productora audiovisual en Córdoba sin querer tirarte cada día desde el puente romano?

R. Creo que la clave es frecuentar poco el puente romano.

P. Has trabajado como realizador para Warner Music, La Fábrica o Caixabank, siendo además profesor de Realización Digital en la Escuela Trazos (Madrid). ¿Por qué volver?

R. Como en casa no se come en ningún sitio.

P. Lo del Big Shiva suena muy zen…

R. Parecía una buena idea en aquel momento.

P.  Vivir a caballo entre Madrid, Barcelona y Córdoba sí que no suena nada zen..

R. Según se mire. Si has crecido viendo westerns suena bastante romántico.

P.  ¿Se puede rodar sin dinero y hacer grandes películas?

R. Se puede rodar con dinero y hacer malas películas, como comprobamos cada semana en la cartelera. Lo contrario también es posible, pero el problema al que se enfrentan estas pelis es otro: la intrascendencia. Hacer un buen film y que nadie lo vea.

P. ¿Por qué la cultura continúa sin fortalecer el tejido industrial andaluz?

R. No soy la persona más adecuada para hablar de ello, pero algo no estaremos haciendo bien. No podemos hablar de “cine andaluz” como marca registrada cuando los mejores están fuera y el dinero siempre viene de Madrid. Sólo Alberto Rodríguez está rodando con continuidad, y con un solo caso de éxito no se construye una industria.

Primero hay que contarse. Que los que están fuera y quieran volver puedan hacerlo. Eso sólo se consigue capitalizando rodajes que van a parar a Madrid o Barcelona y atrayendo proyectos internacionales a través de ventajas fiscales.

Se están dando pasos en la dirección correcta, pero aún falta mucho para profesionalizar el sector en Andalucía.

P. ¿Si fuera por talento audiovisual estas serían las colinas de Hollywood?

R. No tenemos ni más ni menos talento que nadie en España. Hay que tener amor propio, pero no excederse con el chovinismo. Hay gente competente e incompetente en todos partes. Mucha gente en Córdoba (y Andalucía) sólo necesita un sueldo digno, ser tratada con respeto y trabajar en el entorno adecuado para dar lo mejor de sí misma.

P. El corto Boyplay ha pasado por multitud de festivales y casi nadie sabe que su director es de aquí. ¿Duele?

R. Bueno… Lo importante es que el corto funciona, el resto es secundario. En todo caso, molesta que no sepan que el 75% del equipo era cordobés o que te digan fuera que el corto “no parece andaluz” como si se tratara de un piropo.

P. Eres tan fan de Morrissey como Luis Le Nuit, el protagonista del documental Moz & I, o eso es imposible?

R. Es muy difícil rivalizar con Luis Le Nuit en ese sentido (...) Te diría que soy un fan menor comparado con el resto de implicados, pero acabó siendo importante para que el docu se preocupara por construir empatía desde otros sitios y no fuera sólo una carta de amor hacia Morrissey.

P. ¿Qué da más subidón, que Niño de Elche te encargue un videoclip o encabezar las descargas de cortos de notodofilmfest. com?

R. Viralizar un video de Bob Dylan descolocado en los ensayos de We Are the World. Creo que ese ha sido mi mayor hit hasta la fecha. Salió hasta en el AS. Desde entonces ha ido todo cuesta abajo…

P. Recientemente el guión de tu primera película El Padre del Jugador ha sido seleccionado para el taller Sources 2 Script Check de Europa Creativa MEDIA.¿De qué va la historia?

R. Una persona conoce a otra y a continuación pasan cosas.

P. ¿Cuándo y dónde se rodará?

R. Debería rodarse en Córdoba, Barcelona y Belgrado, si hacemos caso del guión. Pero primero tienen que juntarse varias productoras y conseguir financiación. Aún falta mucho.

P. ¿Sigues creyendo en que se le puede dar la vuelta a la industria como un calcetín?

R. ¿De verdad he dicho eso?

P. Una elección para el final: ¿hacer pelis en Hollywood o poder hacer cine según tus reglas?

R. Lo ideal sería hacer pelis en Hollywood según tus propias reglas.

Etiquetas
stats