Los cordobeses Espidifunk se hacen con el premio Fundación SGAE en Ojeando Nuevos Talentos

Certamen de la SGAE Ojeando Nuevos Talentos.

El funk de los cordobeses Espidifunk se ha hecho con el premio Fundación SGAE de la décima edición de Ojeando Nuevos Talentos, tras una jornada de música celebrada en el Museo de El Molino de Ojén (Málaga) y en la que participaron un total de ocho bandas y artistas.

El alcalde, José Antonio Gómez, ha celebrado “la gran calidad de la puesta en escena de todos los aspirantes” y les ha agradecido su participación en este concurso “que tras diez años de trayectoria se ha consolidado como uno de los certámenes de músicos noveles más importantes de Andalucía”.

No en vano, según ha recordado en un comunicado, “muchos grupos que hoy triunfan en la escena musical han salido de Ojeando Nuevos Talentos, como JJ Sprondel o Apartamentos Acapulco”, por mencionar a algunos de los más recientes.

Por su parte, representantes de la Fundación de la Sociedad General de Autores y Editores en la jornada destacaron, de un lado, la necesidad de apoyar a los creadores noveles en el escaparate de nueva autoría que es Ojeando y, de otro, “la variedad y calidad en alza” de los concursantes.

Los cordobeses Espidifunk sorprendieron al público y al jurado con una música que mezcla los ritmos bailables como el funk, el disco o el reggae con la profundidad del blues y la contundencia del rock más clásico, han informado desde el Ayuntamiento.

Según opinión del jurado, “su originalidad reside en saber dosificar a partes iguales la precisión instrumental con la emoción de unas letras que invitan a conectar con lo salvaje, a recuperar el tiempo perdido y a dejar las excusas a un lado”.

“Nacemos con la sana intención de despertar conciencias y reivindicar la música y el baile como la medicina más efectiva para recuperar nuestra capacidad vivencial y potencial sanador”, han explicado los componentes de la banda.

Como primeros finalistas el público y el jurado eligieron a Primatah, una banda formada en Córdoba en 2014 cuando Jordi Arranz y Javier González, después de muchos años en la música acompañando a otros artistas, deciden crear su propio proyecto, una banda que reuniera todas sus influencias desde su juventud hasta la actualidad.

El segundo clasificado fue Victoria Ford, un trío de sevillanos con un discurso post funk “de canciones inquietas y melodías precisas que aspiran a convertirse en himnos alternativos”, han señalado.

Además de los premios en metálico, provenientes del apoyo de la Fundación SGAE, las tres bandas actuarán en el escenario Plaza de Ojeando Festival, que se celebrará los días 28 y 29 de junio en Ojén.

Etiquetas
stats