Las artes escénicas reivindican una Córdoba llena de obras (de teatro, danza y circo)

Acción reivindicativa del colectivo Escena Córdoba | ALEX GALLEGOS

"Estamos sin obras (Disculpen las molestias", se leía en un maletín que bajaba calle abajo desde Las Tendillas hasta el Ayuntamiento. Lo portaba la actriz Irene Lázaro, portavoz oficiosa del colectivo Escena Córdoba, que aglutina a una treintena de compañías de teatro, danza y circo de Córdoba, y que han protagonizado una vistosa protesta en el centro de Córdoba.

Partía desde la plaza de las Tendillas esta acción. Una docena de cómicos, actores y artistas circenses se paseaban por la calle con todo lujo de atrezzo para comunicar de viva voz a sus vecinos su situación, una de las más delicadas desde que estalló la pandemia, pues los espectáculos en vivo, ya sea danza, música, teatro o circo, son el gigante dormido de la nueva normalidad.

En Córdoba, directa o indirectamente, viven centenares de personas de esta actividad, contando con los técnicos de luces y sonido, vestuario y compañías auxiliares. Y todos dependen de un público que ha consumido cultura sin parar durante el confinamiento y que responde bien a las propuestas culturales que se han hecho hasta el momento.

Lázaro ha explicado que la protesta ha seguido la estela de la convocatoria lanzada por la plataforma de profesionales de las artes escénicas de Granada para toda Andalucía bajo el título #SinTiDesaparezco. Con esta acción, los trabajadores y trabajadoras de la escena cordobesa pretenden sensibilizar a la sociedad de las dificultades del sector y aplaudir la creación de nuevos puentes de diálogo con las instituciones cordobesas, explica la actriz.

En este ámbito, ha explicado que en Córdoba se han establecido mesas de diálogo con las administraciones públicas y que hay cosas que se están dando "poco a poco", si bien ha apuntado que es necesaria una mayor escucha y, sobre todo, una apuesta decidida por la cultura en la ciudad.

"¿Tenemos que aceptar que en los bares sí te puedes juntar y te puedes apelotonar en los autobuses y en los trenes y que un teatro, que son espacios mucho más amplios no se pueden abrir?", se pregunta Lázaro, que añade que, además, "Córdoba es una ciudad muy abierta con muchos espacios emblemáticos que se pueden preparar y hacer actuaciones de teatro, danza y circo".

"El público es importante, pero las administraciones no lo son menos", sentenciaba la actriz, poco después de la lectura de dos manifiestos. Uno en Las Tendillas y otro en la puerta del Ayuntamiento. En este último lugar, además, se ha guardado un minuto de silencio por las artes escénicas y se ha escenificado una subasta simbólica de actores.

Etiquetas
stats