1981-2015: la evidente evolución del Festival de la Guitarra

Concierto de Pat Metheny en el Teatro de la Axerquía | MADERO CUBERO
La cita anual con las seis cuerdas, cuya última edición terminó hace una semana, empezó hace más de tres décadas como un encuentro flamenco

Del 20 de julio al 16 de agosto de 1981 el festival de la guitarra abría sus puertas en Córdoba. Por entonces era conocido como Primer Encuentro Flamenco del centro de Flamenco Paco Peña y tuvo como sede la Posada del Potro. Desde su inauguración han pasado grandes nombres del magisterio de la guitarra por la ciudad: Pat Metheny, Bob Dylan. B.B King, Paco de Lucía, Victor Mongue Serranitohasta cantautores como Luis Eduardo Aute o Silvio Rodríguez.

El creador del festival, el guitarrista Paco Peña, comentaba en la celebración de los 25 años del festival cómo la iniciativa surgió “de un grupo de amigos que se reunían en la Plaza del Potro para tocar la guitarra” y que quisieron abrir una serie de cursos intensivos estivales enfocados especialmente a los alumnos extranjeros: un total de cien alumnos europeos y cuatro españoles. El Ayuntamiento cede a la petición de Peña y abre la Posada del Potro para esos cursos de verano.

Como resultado, ese primer encuentro ya se anunciaba en prestigiosas revistas dedicadas al instrumento tales como Guitar de Londes o Gitarre und Laute en Alemania; mientras que en el cartel figuraban nombres como Sabicas, Víctor Mongue o Manuel Cano, algunos de los cuales repetirían en años consecutivos.

El fundamental fin que perseguía Peña era la difusión de los conocimientos al regreso de los alumnos a sus numerosos países, si bien este valor didáctico se perdería pronto ahogado por los grandes nombres en la programación en años venideros, verdadero pilar del Festival hasta la actualidad. El beneficio económico crecía y con él la constitución de uno de los festivales más sonados en el país y fuera de él: en su tercer año el festival comenzó a denominarse como tal, se abren los espacios al aire libre y en su cuarta edición pasa a pertenecer al Ayuntamiento. La actual dirección del Festival recae bajo posesión del Gran Teatro.

No obstante, su permanencia peligró en algunas ocasiones. En la sexta edición, por ejemplo, la falta de público se hizo patente y en 1987 aparecía en las portadas de los diarios, “el festival de la guitarra no volverá a celebrarse en Córdoba”; una falta de asistencia quizá augurada por esos mismos nombres repetidos año tras año en cartelera. Como solución se fueron sumando a estos otros grandes genios en todos los estilos de la guitarra: Blues, Jazz, Rock o Flamenco. Así, desde mediados de los ochenta, pasando por los noventa hasta nuestros días, los carteles continúan alimentándose de figuras tales como Enrique Morente, Carlos Santana, Pat Metheny, Manolo Sanlúcar y Vicente Amigo, Joe Satriani, Dylan o el reciente Sting, quien ha concluido el evento este año.

El verdadero punto de inflexión llegó en 1989, nuevamente tras una crisis en 1988, donde se duplica el presupuesto destinado al festival y el número de conciertos, que llegaron a los 26. De esta manera, la novena edición de 1989 contó con 14.000 espectadores, y en 1990 B.B.King suena en el teatro de la Axerquía con su guitarra Lucille. En 2001 se alcanza la cifra de 20.000 espectadores. Este mismo año de 2015 se ha llegado a la cifra de 24.236, un 21% más que el año pasado. En la actualidad han sido 11 cursos y dos clases magistrales las que han contado con un total de 228 alumnos, de los cuales 129 eran españoles; irónicamente a la inversa de lo que sucediera en sus inicios donde el exiguo número nacional eran cuatro.

Por otra parte, el elemento gráfico ha acompañado desde siempre a la imagen del festival, cuya apuesta clara continúa siendo cartel y programación con un amplio desfile para publicidad y patrocinio. El cartel de 1984, por ejemplo, presentaba una gran guitarra sobre el relieve de una mezquita en una Córdoba azul; y para la edición 25 del Festival se decide un cartel llamativo con el mismo número de guitarras en portada. En cambio, este año se estrena por vez primera el videoclip de Cruzcampo como patrocinadora del Festival, con Antonio Rodriguez Galadí (guitarrero), Luis Medina (guitarrista) y la figura de un poeta, Pablo Garcia Casado como protagonistas, bajo el eslogan “cuando tus manos hablan, convierten en arte todo lo que tocan”.

Ya se adelantaba Paco Peña treinta años atrás en la conclusión del cuarto festival de 1984 al decir “un sueño que empezó a tener vida en torno a una veintena de amigos se ha ido convirtiendo en una de las la actividades culturales más importantes de Córdoba”, idea a la que hay que sumar indudablemente el beneficio económico

Etiquetas
stats