Vox exige al PP “seriedad y rigor” para abordar la situación de la Gerencia de Urbanismo

La portavoz de Vox en el Ayuntamiento, Paula Badanelli.

La portavoz municipal de Vox en Córdoba, Paula Badanelli, ha exigido al alcalde cordobés, José María Bellido, que aclare si encargará o no la auditoría prometida respecto a la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU), porque "hoy por hoy parece que el único cambio de este gobierno ha sido el de criterio".

"Las prisas no son buenas consejeras, y el hecho de andar corriendo para hacerse en septiembre la foto con las 23 medidas de los cien días iniciadas dice muy poco de la seriedad de este cogobierno", afirma Badanelli, que lamenta que "el gobierno del cambio solo haya cambiado, de momento, de criterio: lo hemos visto con el callejero, con la exigua bajada de impuestos, muy lejos de lo prometido en campaña, y también lo vemos ahora con la pantomima del plan de choque de la GMU".

Badanelli quiere saber "cuanto antes" si el PP "cumplirá o no lo que prometió en campaña". Parece evidente, ha añadido, que "si no se encarga la auditoría es porque hay una clara intención de usar los datos a su antojo para justificar lo que no van a ser capaces de hacer".

"Queremos luz y taquígrafos porque el problema de la GMU no se soluciona repitiendo errores pasados y utilizando los números como arma arrojadiza", ha manifestado.

También, añaden desde Vox, "queremos ver en ese plan de choque, además de medidas tan básicas como separar licencias por relevancia y antiguedad, cómo y cuándo van a abordar y a solucionar el tema del personal, porque ahí está el verdadero problema y ya no sirven paños calientes".

Vox ya advirtió en campaña electoral que "nos resultaba difícil pensar que los mismos que habían sido parte del problema pudieran ahora traer la solución", y, "desgraciadamente, seguimos pensando igual". El informe de intervención sobre la situación laboral en la GMU del año pasado "no dejaba lugar a dudas".

Badanelli ha preguntado a Bellido si "van a presentar los mismos presupuestos y van a aprobarlos con los mismos reparos de la intervención general o si, por el contrario, van a ser capaces de plantear una alternativa al personal laboral".

La solución de la GMU, según planteó VOX, "pasa por la funcionarización. Si no hay quien firme licencias y elabore informes es imposible avanzar".

Etiquetas
stats