Vía libre para restaurar la Torre de la Inquisición del Alcázar

Alcázar de Córdoba | MADERO CUBERO

Aunque su obra se incluyó en el plan turístico de grandes ciudades que se firmó en el año 2014, la obra de restauración y musealización de la Torre de la Inquisición en el Alcázar de los Reyes Cristianos no estará acabada, como pronto, hasta finales del año 2019. Tras años de vicisitudes, el anterior gobierno en el Ayuntamiento dejó adjudicada la obra a la empresa Ingeniería de la Construcción Cordobesa, por un montante de 152.000 euros. El próximo lunes, la Junta de Gobierno Local firmará definitivamente el contrato con la constructora y las obras podrán arrancar.

La Torre de la Inquisición, de planta semicircular y fabricada con sillería, está coronada por un cuerpo almenado poligonal. El estado de conservación de la torre es deficiente y la idea es que, tras su rehabilitación, se convierta en un museo sobre la comunidad judía y la Inquisición. Recorrerá del siglo XV al XIX, cuando el Alcázar fue sede del Tribunal del Santo Oficio y la Cárcel de la Inquisición. Los trabajos tienen un plazo de tres meses de obras.

Asimismo, mostrará la vida de la comunidad judía hasta 1492, la Inquisición y la represión de la disidencia entre 1492 y 1834, la leyenda negra y el periodo entre la diáspora sefardí y la recuperación del legado judío e integración en la España democrática.

Para ello, se emplearán recursos museográficos como un audiovisual, infografías, estáticas y en movimiento que muestren la evolución histórica de la torre y un conjunto de siete paneles informativos.

Etiquetas
stats