El varón muerto en la casa incendiada asesinó a su expareja en Cádiz hace menos de 20 años

Edificio de Valdeolleros donde se han hallado los cuerpos | ALEX GALLEGOS

El varón hallado muerto este viernes junto a su pareja, ambos con heridas de arma blanca, en una vivienda de Córdoba capital donde se ha registrado un incendio, estaba en libertad condicional tras una condena por el asesinato de su expareja en un municipio de la provincia de Cádiz al principio de la década del 2000, según han confirmado a Europa Press fuentes de la investigación en base a las primeras pesquisas.

Salvador Ramírez, de 46 años, había sido condenado por matar a su mujer por ahogamiento, tras haberla estrangulado con el cable de la plancha en abril de 2002 en su casa de Algeciras (Cádiz). En octubre de 2017 un juez de Vigilancia Penitenciaria le concedió el tercer grado y, posteriormente, en febrero de 2018, le fue concedida la libertad condicional, régimen en el que se encontraba actualmente en la fase final de la condena, que expiraba en 2020.

Como consecuencia del asesinato, confeso, de su mujer, fue juzgado por un jurado popular en la Sección de Algeciras de la Audiencia Provincial, siendo condenado a 17 años de prisión. La sentencia contemplaba el agravante de parentesco y la atenuante de su confesión a las autoridades. Asimismo, señalaba que existió alevosía por parte del acusado, ya que la mujer estaba inconsciente cuando la trasladó a la bañera, donde finalmente murió.

El presidente de la Sección puntualizó en su sentencia que el hombre sabía que su mujer quería separarse un mes antes de que ocurrieran los hechos, que se produjeron el 10 de abril de 2002 cuando el hombre acudió acompañado de su madre al domicilio conyugal en la barriada algecireña de La Piñera. La intención era arreglar unas desavenencias matrimoniales, ya que ella había expresado en varias ocasiones su intención de separarse y marcharse a vivir con otro hombre con el que mantenía una relación sentimental.

La conversación concluyó con la idea de iniciar los trámites de separación, haciéndose la madre del hombre cargo de la hija mayor de ambos y quedando los dos menores bajo custodia de la esposa.

No obstante, el hombre dejó a su madre en el domicilio de ésta y volvió a la vivienda conyugal de La Piñera donde, según el escrito de acusación, la estranguló, presumiblemente con el cable de la plancha. Posteriormente acudió al domicilio de un vecino, a quien le contó lo sucedido y anunció su intención de suicidarse, aunque finalmente se trasladó a la Jefatura de la Policía Local donde se reconoció autor de la muerte de su esposa.

Ahora, la principal hipótesis sobre lo ocurrido en el domicilio incendiado en Valdeolleros apunta a un caso de violencia de género, en el que Ramírez supuestamente habría acabado con la vida de su actual pareja, Ana Lucía da Silva Sepulchro, de nacionalidad brasileña y de 49 años. No obstante, la investigación continúa abierta y no se descarta nada, al tiempo que el trabajo policial en la zona está “difícil” por momentos debido al incendio registrado en una habitación de la vivienda, que ha resultado afectada por humo.

Por otra parte, fuentes del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) han precisado a Europa Press que la mujer fallecida “no era usuaria” del servicio que presta dicho instituto.

Al respecto, las diligencias de actuación de los Bomberos, que ya han sofocado el fuego, se encuentran en poder de la Policía Nacional, que no descarta ninguna hipótesis.

Según indica Emergencias 112 Andalucía, el teléfono 112 ha recibido un aviso sobre las 11:00 horas en el que se informaba de que salía humo de un inmueble situado en la calle Espejo Blancas de la capital cordobesa.

De inmediato, el centro coordinador ha activado a los Bomberos del Parque Municipal, al Cuerpo Nacional de Policía, a la Policía Local y a la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES).

Etiquetas
stats