Urbanismo estrenará un sistema novedoso para restaurar la muralla en la ermita de La Aurora

Juan Murillo, junto a Salvador Fuentes, señala las partes más dañadas de la muralla | PATRICIA CACHINERO

“Carbonato génesis bacteriana”. Así se llama el nuevo sistema que tiene previsto estrenar la Gerencia Municipal de Urbanismo del Ayuntamiento de Córdoba para la restauración de la muralla romana de la ermita de La Aurora, en la calle San Fernando.

Este jueves, el presidente de la Gerencia, Salvador Fuentes, y el responsable de la oficina de Arqueología, Juan Murillo, han visitado la antigua ermita de La Aurora para detallar cómo se llevará a cabo un proceso de restauración muy demandado por los vecinos de la zona.

Juan Murillo detalló que este sistema es “un gel que genera carbonato cálcico que fortalece las piedras”, al regenerar la caliza. “Vamos a ensayar en la Puerta del Puente. Ya hemos hecho pruebas y son prometedoras”, aseguró, al tiempo que detalló que “la gran ventaja es que es algo absolutamente natural”. 

En declaraciones a los periodistas, Salvador Fuentes ha explicado que la Junta de Gobierno Local aprobó la encomienda de gestión para la rehabilitación de la ermita y dicha encomienda contempla “los estudios previos, el asesoramiento, la redacción del proyecto y la dirección de obra”.

“Ya ha hecho una primera fase Sadeco limpiando el exterior de la muralla, la zona más superficial, y ahora desde Gerencia se entrará en la rehabilitación que se crea oportuna con los estudios previos, el proyecto y la dirección de la obra a cargo de Juan Murillo”, según ha comentado.

Asimismo, el edil ha señalado sobre “las casas que están afectadas adosadas a la muralla que hay seis licencias que se van a resolver de inmediato, entre ellas las tres que afectaron a la muralla que se cayó hace unos seis meses”. Respecto al Arco del Portillo, Fuentes ha indicado que “la obra se está rematando y para Navidad estará resuelta, además de las dos licencias que se han otorgado a las casas números 2 y 4”.

Mientras, Juan Murillo ha detallado que la actuación para la ermita ha sido “laboriosa, porque ha habido que hacer una encomienda de gestión del Ayuntamiento hasta la Gerencia, pero ya se ha conseguido”, de modo que “se va a comenzar a actuar de inmediato”, entre otros aspectos que ha apuntado.

En concreto, ha aseverado que “hay dos puntos complicados, con trozos de piedra que se han caído”, así como “un tramo de muralla con un problema en la parte superior, que es muy peligroso, porque si se cae una piedra puede causar un grave problema”. También, ha afirmado que “el arco de la portada de la ermita está en buen estado”, a la vez que “hay que darle un tratamiento de consolidación a la muralla”.

Etiquetas
stats