UPA demanda a la CHG “agua como motor de desarrollo económico”

Riego en campos de cultivo | PIXABAY

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) en Córdoba ha demandado a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) “agua como motor de desarrollo económico” y la ejecución de proyectos “comprometidos”, dado que “el regadío con relación al conjunto de la agricultura de la provincia representa la parte más productiva y generadora de empleo, siendo en la actualidad la superficie regable en Córdoba de un 18% aproximadamente de la superficie cultivada”.

En una nota, UPA considera que “debe ser fundamental y prioritario conseguir el incremento de las disponibilidades del recurso, protegiendo su calidad, economizando y racionalizando sus usos, así como respetando el medio ambiente y demás recursos naturales”.

Así, ha planteado medidas tales como “la modernización de regadíos, la revisión de oficio de las dotaciones de agua de los títulos concesionales, la construcción y conservación de las infraestructuras, nuevos embalses, balsas laterales, microembalses y recrecido de otros existentes, ahorro de agua mediante las mejora de la eficiencia de los sistemas de transporte, distribución y aplicación de riego, reutilización de aguas regeneradas y utilización y ordenación de aguas subterráneas”.

En este sentido, han demandado a la CHG “la culminación de la regularización de los riegos del río Guadajoz, llevando a cabo una distribución más justa y racional de los recursos regulados que permitan, junto a las escorrentías de la cuenca no regulada, satisfacer de forma suficiente las demandas existentes y dotar con los recursos sobrantes, hasta donde sea posible, las sobrevenidas con motivo de la ejecución del referido embalse, que supone una extensión de 16.000 hectáreas”.

Igualmente, han reclamado la ejecución completa de la segunda fase de la zona regable Genil-Cabra que “en la actualidad se encuentran a pleno rendimiento de regadío una superficie de 24.000 hectáreas, aunque el compromiso de puesta en riego es de 40.600, por tanto quedan por poner en riego una superficie de 16.600 hectáreas”.

También, han citado “la limpieza y puesta en servicio del embalse Cordobilla y la puesta en marcha del bombeo y llenado de la Breña II desde el Guadalquivir aprovechando las aguas invernales”.

En definitiva, UPA considera que “con ese aumento de la disponibilidad de recursos y dentro de la economía y la racionalización del uso del agua debe ser fundamental y prioritario conseguir la mejor satisfacción de las demandas de agua y equilibrar el desarrollo regional y sectorial, incrementando las disponibilidades del recurso en la provincia con criterios de equidad, eficiencia y sostenibilidad”.

Etiquetas
stats