UGT convoca paros parciales en las ITV y no descarta promover una “huelga indefinida”

Señalización de una ITV.

La coordinadora de UGT FICA-A ha convocado paros en toda Andalucía en la empresa Verificaciones Industriales de Andalucía (Veiasa) -la empresa pública que monopoliza el servicio de ITV en la comunidad-, como continuación de las movilizaciones iniciadas desde el pasado día 11, cuando los trabajadores mantuvieron una concentración frente a la sede de la Consejería de Hacienda, en Torre Triana, Sevilla.

En concreto, UGT-FICA Andalucía ha acordado convocado una jornada de huelga el viernes 8 de noviembre, con dos horas de paros en el turno de mañana y otras dos en el turno de tarde.

UGT FICA-A reclama empleo estable y contratación ante la “grave falta de personal, ya que la Junta se niega a autorizar los contratos necesarios” para el funcionamiento óptimo de la empresa.

Esto provoca “retrasos de más de un mes en las citas de revisión técnica de vehículos”, según el sindicato. UGT exige también la no vulneración de la negociación colectiva, ya que se firmó un preacuerdo de convenio colectivo, negociado con la dirección, y después la Junta de Andalucía “modificó de forma unilateral las condiciones y derechos laborales acordados y firmados”.

Y mientras el Gobierno andaluz de PP y Cs ha negado una posible “venta” de la empresa, aunque ha alertado de la prohibición de los monopolios en la Unión Europea, el sindicato ve “fundamental que este servicio siga siendo responsabilidad del sector público, ya que de la calidad de las inspecciones depende la seguridad vial”.

“La calidad de las inspecciones de Veiasa son un referente para otras comunidades autónomas. Las empresas privadas priman el beneficio económico a la calidad del servicio, y esto pondría en riesgo la seguridad de las personas, por lo que está más que justificado que siga siendo un servicio público”, dice UGT-FICA, que no descarta convocar más paros e incluso “llegar a la huelga indefinida” si la Administración sigue sin dar respuesta a estas reivindicaciones, e invita a los otros dos sindicatos representativos en la empresa: CCOO y CSIF, a sumarse a las movilizaciones.

Posición de CCOO

Por su parte, en un contexto en el que Gobierno andaluz ha negado una posible “venta” de Veiasa, aunque ha alertado de la prohibición de los monopolios en la Unión Europea, CCOO de Andalucía ha defendido que la citada entidad siga siendo pública.

Para el sindicato, “es esencial que la gestión de este servicio siga siendo pública y que se mantenga el empleo de la plantilla con estabilidad y unas condiciones laborales adecuadas”. “Todo ello contribuirá lógicamente a que se pueda ofrecer un servicio de calidad a la ciudadanía”.

En ese sentido, la central recuerda que ya en octubre se llevaron a cabo movilizaciones “ante el anuncio de la Administración de no se renovarían los contratos al personal eventual y tampoco se realizarían otros nuevos, lo que suponía que de las 1.300 personas que conforman actualmente la plantilla de la empresa pública Verificaciones Industriales de Andalucía (Veiasa), se pasaría a unas 600”.

En aquellos momentos, el secretario general de la Sección Sindical de CCOO en Veiasa, Fernando Fuentes, ya advertía que además de una “pérdida brutal de empleo, esa decisión conllevaba una sobrecarga de trabajo para la plantilla fija y una pérdida de calidad del servicio, ya que los tiempos de espera para la ITV podrían pasar de las dos semanas a tres meses en función de la época del año”.

Etiquetas
stats