Suspendido un policía local que usó un coche del Cuerpo para espiar a su esposa, de la que se estaba separando

Agentes de la Policía Local de Córdoba

El Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 3 de Córdoba ha ratificado la sanción acordada por la Junta de Gobierno Local a un agente por usar un vehículo del Cuerpo para espiar a su eposa, de la que se estaba separando. La sanción consiste en 35 día de suspensión de sus funciones al tratarse de una falta grave.

En su recurso ante el juzgado cordobés, el agente aseguró que se había vulnerado la presunción de inocencia y el principio de tipicidad, alegando que usó el vhículo para realizar fotografías de las señales de tráfico a fin de adjuntarlas y completar con ellas los expedientes abiertos por multas de tráfico, y no para realizar seguimientos a su esposa con motivo de su divorcio.

El Ayuntamiento de Córdoba se opuso al recurso y el juzgado ha considerado que no ha resultado desvirtuado el hecho en cuestión, que el agente utilizó un vehículo policial para fines ajenos al servicio y sin autorización.

En la sentencia, el juez ha asegurado que la versión del agente “no se sostiene” y está falta de credibilidad “por más que se esfuerce en darle apariencia de normalidad”. El agente, según el magistrado, usó el vehículo policial en un día de descanso y sin autorización. Para justificar esto último, el agente aseguró que “era habitual no recabar permiso expreso, conociendo tanto el responsable de cámaras como la instructora de multas la necesidad de hacer las fotografías y que el recurrente se había prestado a realizarlas”

Con independencia de todo ello, dos de sus subinspectores negaron haberle dado autorización verbal o escrita para usar el vehículo policial para tal fin ,mientras que otro agente declaró que “no sabía cómo pudo el interesado coger las llaves del vehículo y que no se entregó como registrado”.

Es más, continúa el fallo del juez, “corrobora aún más el extraño proceder del recurrente el extremo, no desvirtuado, de que fuera un tercero ajeno a la Policía Local el que llevase las llaves del vehículo cuando intervino la Policía Nacional, según consta en el atestado instruido por ésta”.

Estos seguimientos a su esposa no tuvieron finalmente trascendencia penal ya que fueron sobreseídos por el Juzgado de Violencia sobre la Mujer nº1 de Córdoba.

Etiquetas
stats