Un juzgado investiga el incendio de El Calatraveño en Alcaracejos que arrasó más de 600 hectáreas

Incendio forestal en el puerto de El Calatraveño.

El Juzgado de Instrucción número 1 de Pozoblanco (Córdoba) ha abierto diligencias de investigación por el incendio del puerto del Calatraveño, en el término de Alcaracejos, que arrasó más de 600 hectáreas a mediados de agosto, tras recibir los informes de la Delegación de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía y preliminares del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona).

Según han informado a Europa Press fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), actualmente, no hay ninguna persona investigada y el juzgado está pendiente de que el Seprona eleve su informe definitivo, "donde se determine el origen del fuego y si existe o no culpable del mismo".

Al respecto, según ha avanzado la prensa provincial, un informe preliminar de la Brigada de Investigación de Incendios Forestales (BIIF) de la Junta apunta como posible causa del incendio "deficiencias en el mantenimiento de una línea eléctrica de media tensión por la proximidad de los conductores a las copas de los árboles".

En la causa se han personado los perjudicados por el fuego para reclamar los daños, así como la Unidad de Medio Ambiente de la Fiscalía de Córdoba. En este caso, los vecinos y propietarios de fincas afectados por el lamentable incendio que asoló más de 600 hectáreas de cultivos y monte los días 16 y 17 de agosto crearon en septiembre la denominada 'Plataforma de Afectados Incendio Puerto Calatraveño, Alcaracejos'.

El objetivo de la plataforma es "la completa recuperación de las zonas afectadas por el incendio, desde una perspectiva ambiental, así como el resarcimiento de los daños ocasionados a los vecinos y propietarios, la derivación de las responsabilidades pertinentes al responsable o responsables del incendio, y el fomento del control y prevención de actividades en la zona que puedan entrañar riesgo de incendio forestal".

La plataforma está "integrada por la práctica totalidad de los afectados, propietarios de fincas agrícolas y cinegéticas, así como por vecinos de la zona".

Las denuncias

Miembros de la plataforma formularon, además, "las respectivas denuncias ante la Guardia Civil por posibles delitos de daños y de incendio forestal", teniendo en cuenta que "el origen del siniestro se sitúa en una línea del tendido eléctrico que se encontraba en mal estado, siendo responsable del incendio la empresa propietaria del tendido eléctrico que lo originó".

A juicio de la plataforma, "la falta de mantenimiento de las líneas eléctricas es un peligro constante para la zona, peligro que ahora se ha materializado con este lamentable incendio, que evidentemente podría haberse evitado con un comportamiento responsable de los propietarios del tendido", que son "los que, de forma directa, deberán hacer frente al daño ocasionado, y en lo sucesivo responsabilizarse del mantenimiento y buen estado de las líneas que atraviesan este paraje, evitando que se produzcan de nuevo desastres como el acontecido, con el grave daño ambiental y particular ocasionado".

Por su parte, el Ayuntamiento de Alcaracejos anunció la puesta en marcha del Plan Calatraveño para implicar a las distintas administraciones en la recuperación de la zona.

El incendio se tardó casi 24 horas en estabilizar, cinco días en controlar y calcinó más de 600 hectáreas, "provocando daños cuantiosos, tanto para el medio ambiente, sobre todo para el paisaje de un alto valor ecológico, como para personas, con 40 familias y 12 personas desalojadas", detalló el alcalde, José Luis Cabrera (PSOE), a lo que sumó "daños materiales cuantiosos en olivares y almendros, en sistemas de riego y aperos de labranza".

Etiquetas
stats