Una toga y un par de trazos, nueva imagen institucional de los abogados

.
El logotipo del Colegio de Abogados de Córdoba es el reflejo de un proceso de renovación que también ha conllevado cambios importantes en la sede colegial

El Colegio de Abogados de Córdoba ha presentado este viernes su nueva imagen institucional en un acto presidido por el decano, José Luis Garrido, quien ha estado acompañado del responsable de la empresa Efecinco, Antonio Serrano, diseñador de la nueva imagen. Una toga y un par de trazos componen el logotipo, más adaptado a la actualidad que el anterior.

El Colegio de Córdoba, el octavo más antiguo de España, da así un profundo cambio a su aspecto y aparece con una imagen actual y dinámica, más acorde a los tiempos actuales y que significa su compromiso renovado con los abogados y con los ciudadanos, pero que al mismo tiempo, conserva la esencia de los valores que siempre le han caracterizado.

El decano del colegio, José Luis Garrido, ha explicado que "con la implantación de la nueva imagen institucional cumplimos una etapa más en el proceso de renovación que el Colegio de Abogados de Córdoba ha venido protagonizando para adaptarse a los nuevos tiempos, dotándolo de una imagen de marca propia que lo identifique y con la que se sientan identificados todos sus colegiados. De cara al exterior, nuestro objetivo no es otro que conseguir que en un corto espacio de tiempo, se reconozca a la abogacía de Córdoba con la simple visualización del nuevo anagrama que, sin duda, transmite un equilibrio entre la excelencia y la formalidad de los servicios profesionales que prestamos".

La nueva imagen, ha añadido Garrido, "trata de mejorar la comunicación de los mensajes y que la identidad visual del Colegio posea la mayor coherencia formal para que la imagen global sea capaz de trasmitir los valores que nos definen hoy en día: Justicia, tradición, historia y prestigio, pero al mismo tiempo, modernidad y evolución; representatividad, seriedad, rigor; vocación de servicio y cercanía".

Antonio Serrano, responsable de Efecinco, ha explicado que el nuevo anagrama se ha concebido como una combinación de símbolo – toga – y logotipo –texto- homogénea en su concepto y tratamiento gráfico. Por un lado, el símbolo y base conceptual de la nueva imagen es una simplificación gráfica de una toga, compuesta con trazos gruesos e irregulares, que le confieren una imagen sólida pero "manual", ya que el trazo en sí mismo es producto de la digitalización de un trazo a pincel. Esto, de manera visual y general hace que la imagen se perciba como un elemento dinámico.

El logotipo está compuesto con una tipografía redondeada y moderna, atendiendo a la necesidad de usar un texto claro e identificable. De este modo se han usado las siglas ICA y el identificador Córdoba, consiguiendo en definitiva un nombre en la representación de la marca legible y conciso. El resultado final es un conjunto visualmente homogéneo, una nueva imagen renovada y dinámica y que transmite acertadamente un equilibrio entre excelencia y actualidad.

La nueva imagen del Colegio de Abogados de Córdoba es el reflejo de un proceso de renovación que también ha conllevado cambios importantes en la propia sede colegial y en la propia estructura interna del Colegio, para ofrecer nuevos y mejores servicios a todos los colegiados y a los ciudadanos. En este sentido, el decano ha destacado la actuación realizada sobre el edificio en los últimos meses, que ha supuesto "la optimización, ampliación y mejora del espacio destinado al uso de los colegiados y la redistribución de los distintos servicios de atención, oficinas administrativas y aulas formativas que funcionan en la sede colegial".

Etiquetas
stats