Suspender el carril bici a Rabanales costará 400.000 euros a la Gerencia

FOTO: MADERO CUBERO
El Ayuntamiento tendrá que devolver una subvención a la Junta si no ejecuta la obra

La Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) del Ayuntamiento de Córdoba tendrá que devolver los 400.000 euros de subvención que recibió de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía para la construcción del carril bici hasta el campus universitario de Rabanales si finalmente no lo hace.

El presidente de la GMU, Luis Martín (PP), ha confirmado que la Unión Temporal de Empresas (UTE) a la que se le habían adjudicado los trabajos de construcción de este carril bici ha renunciado oficialmente a ejecutar el proyecto. En julio de 2011, la Gerencia adjudicó las obras para la construcción del tan demandado carril bici al campus universitario de Rabanales. El 21 de mayo de 2012 se firmó el contrato y el 1 de junio el acta de replanteo de inicio de las obras.

Martín se ha agarrado a la herencia recibida para justificar que el expediente de contratación no estaba bien hecho y que la subvención concedida por Medio Ambiente tenía que ser devuelta “en agosto de 2011” si no se habían acabado las obras para esa fecha. Sin embargo, la Gerencia adjudicó los trabajos en mayo de 2012, según consta en la web de Acsur, una de las tres firmas que junto con Ros Zapata y el Grupo Thor formaban la UTE que ha acabado renunciando a las obras.

En estos momentos, y según Martín, se está negociando directamente con la Consejería de Medio Ambiente para tratar de reconducir el proyecto, ya que en solitario el Ayuntamiento no podría afrontar la construcción de este carril bici al campus universitario de Rabanales.

El proyecto, que está una vez más en el aire, prevé que el carril bici de Rabanales parta desde la Vereda de la Alcaldía, concretamente a unos 150 metros antes de su cruce superior con las vías del AVE, y a unos 200 metros del inicio de la Puerta Verde y el campus universitario. La longitud del carril bici será de 787,42 metros, que enlazará con un tramo ya existente en el entorno de Rabanales 21 y el del propio campus universitario. El proyecto preveía también la ejecución de un marco de hormigón armado para salvar el arroyo Pradillo, y una pasarela metálica, revestida de madera de unos 26 metros de longitud, para cruzar el arroyo Rabanales.

La primera formación en reaccionar ha sido el partido ecologista EQUO lamenta y rechaza el nuevo retraso en esta demandada infraestructura que se acaba de conocer. “Pese a que el carril-bici al Campus Universitario de Rabanales debería llevar ya años operativo, han pasado varios meses desde que se firmó el contrato sin que se haya hecho nada, hasta que ahora se ha suspendido sin plazo la construcción de los menos de 800 metros que restan para poder ir de forma segura en bicicleta hasta Rabanales”, agregó esta formación en una nota de prensa.

Etiquetas
stats